OJO CRÍTICO

Es un muy buen DT el señor de los "libros antiguos"

Edward Piñón

La facilidad con la que los futboleros pecamos de creernos los más sabiondos del universo suele provocar preconceptos injustos. Uno de ellos, lo venía sufriendo Gregorio Pérez.

Al actual conductor de Defensor Sporting se lo había colocado en la sección de “los entrenadores de libros antiguos”, como si el avance biológico fuese el reflejo exacto de la pérdida de la capacidad de entrenar o de liderar un proyecto deportivo.

En el fútbol no hay certezas, pero los futboleros creemos que sí. Por eso, parece que la juventud mata a la experiencia o hay que ser de la nueva generación para ser un buen entrenador.

Yo me pregunto: ¿ser contemporáneo es sinónimo de capacidad y preparación para llevar adelante a un grupo? ¿La mentalidad combativa, la capacidad de análisis o las ansias de triunfar o de ayudar a los jugadores a superarse se apaga a los 60 o a los 70?

Cuando el fuego sagrado no se pierde, cuando hay siempre un compromiso mayúsculo con la tarea que se desempeña, no se puede descartar a un entrenador porque se lo considera “viejo”.

Por suerte Defensor Sporting le permitió a Gregorio Pérez demostrar que el señor de los “libros antiguos” es un muy buen entrenador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados