Mirá el video

Brujas en el fondo

Nacional ganaba 2-0 con los goles de Santiago Romero y Sebastián Fernández, pero Racing logró igualar el partido gracias a los goles de Franco Romero y Liber Quiñones. Los tricolores ganaron uno de los últimos seis puntos en el Apertura en la antesala del clásico.

Si no podés ver el video, hacé click acá.

La idea, al menos a priori, no pareció mala. Casi una doble declaración de principios, al fin y al cabo.

Esto es, cuando no había certeza del puesto en el que iba a reaparecer Romero, y hasta se especulaba que iría al lateral derecho, entrando Eguren de “doble 5” reforzado junto a Porras en mediocampo, Munúa optó por lo más lógico, tal vez: puso el “Colo” en su función natural, de volante, y un marcador como Eroza en el flanco de la retaguardia.

De igual forma, después que Ignacio González y Amaral hubiesen jugado juntos contra Sud América, el entrenador tomó una opción muy clara: más que elegir al segundo por sobre el “Nacho”, se inclinó por jugar con el juvenil como único, y clásico, enganche.

El transcurso del trámite, y -obvio- el resultado que se fue dando, pareció establecer que el técnico tricolor había estado acertado, aunque el “Colo” no jugara de “doble 5” con Porras, sino que éste lo hiciera como volante central, mientras Romero se movía por derecha, más adelantado y casi en la línea de Abero por el lado opuesto del mediocampo.

Es que, jugando así, y con su habitual pujanza, aunque sin desordenarse, el “Colo” convirtió el primer gol y hasta integró un cuarteto ofensivo que, en cada oportunidad que sus componentes se juntaron, le hicieron daño al endeble fondo de Racing, que sufrió en forma especial la profundidad del fútbol de Amaral, la para nada nueva versión de Alonso como generador de pases de gol, y la tampoco novedosa eficacia ofensiva del siempre “picante” Sebastián Fernández.

Todo bárbaro, entonces; pero...no tanto. Adelante, pues del medio para atrás, aún ganando por uno y dos goles, Nacional era otro cuadro.
Es decir, Porras -amén de que Trindade salió a jugarle “de pantalla”, obstaculizándolo en el armado- parecía solo y no tan gravitante en la marca, con el resultado de que Racing creaba mucho, llegaba bastante y, si no lo reflejaba en el resultado era por su tibieza para ejecutar en el área adversaria.

Claro, como se vio en la jugada del segundo gol tricolor y otra en la que Alonso no pudo definir de cabeza, donde hubo zagueros que ante centros rivales salieron hacia adelante, en vez de proteger su área, dejando solos a uno, dos y hasta tres contrarios, el fondo de Racing estaba en una tarde de Halloween; pero el de Nacional, poco protegido por su mediocampo, lo imitaba.

Entonces, se concretó algo que parecía flotar en el aire: Larrosa se jugó en los cambios y, con el manejo de Zabala y el oportunismo de Quiñones, dejando tres en la zaga, Racing descontó de cabeza tras un corner, superó la frustración de un tiro en el caño de Ramis y logró el empate, ayudado por las brujas que sobrevolaron el fondo de Nacional, ¡justo una semana antes del clásico!

RACING 2-2 NACIONAL

Estadio: Centenario.

Árbitro: Pablo Giménez. Asistentes: Mauricio Espinosa y Raúl Hartwig. Cuarto árbitro: Walter Juncal.

Nacional: E. Conde; D. Eroza, S. Gorga, D. Polenta, A. Espino; S. Romero, G, Porras, M. Abero; R. Amaral; S. Fernández e I. Alonso. DT: G. Munúa.

Racing: J. Contreras; F. Romero, I. Ithurralde, D. Torres, J. M. Díaz; E. Dudok, I. Nicolini, J. Trindade; J. P. Rodríguez; J. Barrientos y J. Ramis. DT: D. Larrosa.

Gol: 36' S. Romero (N); 50' S. Fernández (N); 57' F. Romero (R); 84' L. Quiñones (R).

Iván Alonso en el empate ante Racing. Foto: archivo El País.
Iván Alonso en el empate ante Racing. Foto: archivo El País.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)