el análisis - jorge savia

Del bronce al número: una moda

La decisión del plantel aurinegro de no utilizar la camiseta N° 8 como homenaje a Pacheco, viene a zanjar con atraso la polémica surgida en las entrañas del propio Peñarol cuando el Cr. José Pedro Damiani avaló la iniciativa de muchos hinchas para erigir el monumento a Pablo Bengoechea que se encuentra en Los Aromos.

Entonces, no pocos creyeron que era injusto con glorias de otrora que, habiendo protagonizado conquistas mayores, no fueron reconocidas de esa forma; y lo mismo podría decirse ahora.

Sin embargo, el gesto para con el "Tony" prueba que sólo es una cuestión de épocas y modas: si antes no se le levantó una estatua a Obdulio, Schiaffino, el "Tito" Goncalves, Spencer o Joya, fue por lo mismo que a nadie se le ocurrió que no se volviera a utilizar la camiseta N° 9 del "Maestro" Piendibene y Fernando Morena: no se conocía esa costumbre. Hoy sí, de ahí que lo de Pacheco no se discuta, de la misma forma nadie pensó que el último capitán no se podía poner la camiseta que lo identifica con Peñarol porque tenía impregnada la gloriosa transpiración de Pedro Rocha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados