COPA LIBERTADORES

Entre bronca e ilusión

Peñarol cayó en La Paz en su debut en el Grupo 3 de la Copa Libertadores de América, pero mostró facetas interesantes de cara al futuro.

Walter Gargano. Foto: AFP.
Walter Gargano, pieza clave en el equipo titular de Peñarol. Foto: AFP.

Pasó el debut en la Copa Libertadores de América, se terminaron las especulaciones sobre la altura y quedaron distintas sensaciones en el estreno internacional de este Peñarol: buenas y de las otras.

Con una derrota de por medio, cuesta hacer un balance positivo, pero la actuación aurinegra dejó algunos aspectos favorables. Y eso se reflejó horas más tarde en los jugadores, el cuerpo técnico y los dirigentes que acompañaron a la delegación. Todos se quedaron con gusto a poco, pero con ese sabor de que Peñarol tiene material como para poder sortear la fase de grupos, algo que se le niega desde 2011.

Lo bueno

Primero: perdió el partido más perdible de todo el grupo. Es cierto que queda la bronca porque estuvo cerca de llevarse un punto, pero si había un partido que en los papeles se presentaba como complicado era este. Además, dejó al desnudo a un liviano equipo de The Strongest: si eso da en la altura, con todas las ventajas que eso conlleva, ¿qué puede ofrecer en el llano? Asimismo, el aurinegro sabe que en la próxima fecha recibirá a Atlético Tucumán, que viene de perder como local ante Libertad, y si gana ya tomará una buena ventaja junto a los paraguayos como para posicionarse como los principales favoritos de su zona a clasificar a los octavos de final.

Segundo: solo recibió un gol y eso no es un detalle menor, ya que la clasificación se puede definir por ese camino.

Otro aspecto: encontró en Fabricio Formiliano una buena opción como volante, principalmente pensando en un futuro partido de esta índole. También los buenos minutos de Franco Martínez significan un respiro, principalmente teniendo en cuenta que el “Cebolla” Rodríguez será baja por tres partidos por estar afectado a la selección uruguaya.

Lo malo

El cansancio que generó este viaje, con el desgaste físico y anímico de la altura, justo cuando Peñarol comienza a defender la punta de manera solitaria. El domingo enfrentará a Cerro con solo un día de preparación. Se juntarán, verán quiénes están en mejores condiciones e irán al Tróccoli. Será un prueba de carácter.

En cuanto al partido, y lo que más molestó al propio entrenador, la desatención en el gol. Estos encuentros a nivel internacional suelen definirse en los detalles y Peñarol no puede dar esas ventajas en una jugada de pelota quieta. Alcanza con que se distraiga un segundo para tirar por la borda todo lo hecho. Y más impotencia dio cuando Kevin Dawson solo tuvo una intervención en todo el encuentro.

Mixtura

A partir de ahora, con la doble competencia más las bajas de Guillermo Varela y el “Cebolla” por sus compromisos con La Celeste, se empezará a ver un Peñarol con modificaciones. Prácticamente todos tendrán la posibilidad de jugar. El plantel mirasol es muy rico y no hay espacio para todos. De la misma manera que en las primeras fechas del Apertura se reclamó por la falta de minutos de Cristian Palacios y Gabriel Fernández (en este último encuentro jugaron los dos), ante The Strongest se dio el “lujo” de dejar a Fidel Martínez en el banco de suplentes… Y eso que “Alegría” ya está adaptado a la altura.

Varios futbolistas con poca continuidad hasta ahora piden pista. Mathías Corujo y Guzmán Pereira, por citar dos casos, hoy son alternativas. Con la seguidilla de partidos tendrán chance de mostrarse.

Los hinchas piden la sexta. El camino inició con un tropiezo, pero dejó puntos altos en los que hacer hincapié para tomar impulso y pisar fuerte en el continente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º