Peñarol

Brigada antinervios

“Hay que seguir hablando, no pasa por el entrenamiento”, dijo el DT

Tenemos que seguir hablando. No pasa por el entrenamiento", dijo el técnico Pablo Bengoechea con respecto a lo que había que hacer para evitar que sus jugadores se pongan nerviosos o ansiosos cuando las cosas no salen en la cancha. Seguramente, por eso en la primera charla de la semana, el "Profesor" hizo hincapié en la necesidad de que no les ganara la urgencia.

"Hay que intentar que cuando ocurre algo en un partido, como un parate o un error, eso no nos lleve a cambiar la forma de jugar. Es lo que ha pasado, a veces por culpa nuestra y otras no. Como el parate del otro día. El parate no nos ayudó, aunque iban sólo 5 minutos. Pero yo creo que cambió el partido", explicó el técnico sobre lo que sucedió en Maldonado.

"Lo que estamos haciendo no alcanzó para mantener la punta. Tenemos que mejorar", reconoció Bengoechea. "Ahora tenemos que preparar un campeonato de seis partidos sabiendo que si bien ya no dependemos de nosotros mismos, si conseguimos una cantidad razonable de puntos, tal vez nos alcance para terminar primeros", añadió antes de pasar a hablar de Wanderers, el próximo rival de su equipo.

Catalogó el partido con Wanderers de "importante, no decisivo. Muchas veces un empate, dependiendo del momento del torneo, puede parecer malísimo. Si tal vez empatamos con Wanderers y ganamos los otros cinco partidos, terminamos primeros. Wanderers es un rival que juega muy bien al fútbol. Es una característica distinta a la mayoría de los equipos del campeonato uruguayo", admitió.

"Si Peñarol empata un partido y gana los otros cinco tiene gran chance de terminar primero", insistió. "Hay que ver cuál es el que se empata, (aunque) si es este del próximo fin de semana se va a venir un temblor grande. Pero hay que estar preparado para cualquier resultado".

Más adelante se refirió a los arbitrajes y se defendió diciendo que no criticó a los jueces. "Lo que pasa es que están poniendo palabras en mi boca que yo no he dicho. Dije que tienen errores, como los tenemos todos. No culpé a ningún árbitro por el resultado que tuvimos nosotros. Lo que no entendí es por qué empezó el partido y a los cinco minutos se paró con la misma gente subida en el placard. Y por qué se siguió después con la misma gente en el mismo lugar. El partido no tenía que haber empezado o no tenía que haberse parado. Fue como el día de las banderas del Tróccoli. O empieza o no empieza, son medidas claras, no pasa por si se vio o no se vio una jugada", enfatizó el riverense.

"Dije que no estábamos teniendo suerte con los fallos, pero eso no es una crítica. Es como no sacar la lotería. Es un tema de suerte", agregó sobre el asunto y aclaró que nunca culpó a los árbitros por los puntos que perdió su equipo.

"El rendimiento es una cosa y con el que hemos tenido no nos alcanzó para seguir primeros. Tenemos que jugar mejor. Más allá de los errores arbitrales, Peñarol tiene que preocuparse por jugar mejor. Lo tengo clarísimo. Tenemos que intentar no jugar apresurados y aprovechar las características de los jugadores que tenemos. Hay que sacarle más provecho a Urreta, más provecho al Japo y aprovechar las subidas de los laterales. Pero hacerlo durante los 90 minutos", manifestó.

Peñarol volvió ayer a los entrenamientos y lo hizo en doble horario. Como sucede cada semana, por la mañana el color lo pusieron las quinceañeras y por la tarde el movimiento fue abierto a los socios.

Se realizaron básicamente trabajos regenerativos. Tanto Sebastián Píriz, que sufrió un corte en el párpado en el partido frente a Atenas y le dieron cuatro puntos, como Gabriel Leyes —que no pudo viajar a Maldonado por una contractura— entrenaron con normalidad. Lo mismo hizo Luis Aguiar, que había entrenado en forma diferenciada toda la semana y terminó exhausto el partido frente a los carolinos.

"Estaba para jugar", dijo Bengoechea sobre la situación del volante. "Tenía pensado que jugara menos minutos, el cambio no era por Píriz, era por él, pero las circunstancias nos llevaron a que Aguiar tuviera que hacer un esfuerzo y jugara los 90 minutos. No era lo más adecuado, pero ya había hecho los tres cambios y tenía que terminar el partido".

El equipo para Wanderers no se conocerá hasta el jueves, día en que regresarán los jugadores que entrenan con la selección Sub 20.

Amarillas - Hay tres con cuatro y se viene el clásico.

El brasileño Diogo, Carlos Valdez y Emilio MacEachen suman cuatro tarjetas amarillas y en la decimosegunda fecha se juega el clásico. ¿Se harán sacar la quinta? "Hay posiciones en que no tenemos tanto recambio, o no hay jugadores de las mismas características. Con eso tenemos que tener cuidado. En otras posiciones, no preocupan las amarillas", dijo Bengoechea.

Hinchas - "Siempre los noté con preocupación, es normal".

"El hincha está impaciente, pero desde el 5 de enero cuando llegué a entrenar. Es normal. Lo que pasa es que los resultados en las primeras fechas los tranquilizó un poco, estaban más calmos que ahora. Pero siempre los noté con muchísima preocupación por lograr los objetivos del club. Es normal y no sólo en Peñarol, en todos los clubes", afirmó el entrenador.

Migliore - Es un romántico: fue al Parque a ver a Santos.

Aunque puede no parecerlo, el arquero Pablo Migliore es un romántico. Por eso el lunes no tuvo empacho en ir al mismísimo Parque Central a ver a Romeo Santos. Pero se fue a los diez minutos del espectáculo. Según le dijo a Ovación, muchos le pedían fotos. Y si se sacaba con uno, debía hacerlo con todos. Alguna cosa le habrán gritado los hinchas de Nacional.

Consejo - El tema deportivo, apoyo al Colegio y el clásico.

De lo que más se habló en la reunión del Consejo Directivo de ayer fue del tema deportivo. Los consejeros están preocupados y esperan que el sábado comience la recuperación porque ya no hay margen de error. También se habló sobre los arbitrajes, y quieren apoyar al Colegio para mejorar en nivel de los jueces. Y ya se empezó a organizar el clásico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)