ELIMINATORIAS RUSIA 2018

De brazos abiertos

Suárez volvió y Tabárez dijo que “la meta es que él piense sólo en jugar”, dejando la duda si le dará el capitanato.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La final. La pareja Suárez-Stuani perdió en el fútbol tenis ante la dupla “Palito”-Egidio. Foto Fernando Ponzetto

A varios metros del Complejo Uruguay Celeste ya se podía percibir que no era un día cualquiera en el recinto donde habitualmente entrena la selección uruguaya de fútbol. Muchísimos autos, decenas de hinchas en la puerta, niños por doquier —la mayoría de ellos con la camiseta número "9" de Barcelona de Luis Suárez o con la casaca celeste— y un número que no es habitual de comunicadores, esperando la orden de la seguridad para poder ingresar. Claro, gran parte de ese movimiento se debía al regreso del "Pistolero" a la Celeste. Es que después de casi dos años, el salteño volvió a entrenar pensando en un partido oficial. Atrás quedó el mordisco al italiano Giorgio Chiellini, el Mundial de Brasil, la exagerada e inexplicable sanción al atacante. Es hora de ver el futuro, ese que indica que el futbolista del Barcelona se volverá a poner la Celeste frente a Brasil en Recife, el próximo viernes desde las 21.45.

Pensando en ese partido, 17 futbolistas se hicieron presentes ayer, con la salvedad de que Nicolás Lodeiro llegó unos minutos más tarde que sus compañeros y que Carlos Sánchez (que estaba previsto que entrenara) no estuvo por dificultades con su vuelo para salir de México; de hecho, recién estaría llegando hoy al mediodía a Uruguay.

Además del "Pato", los otros seis que estuvieron ausentes y que se espera su presencia para el entrenamiento de esta tarde son: Edinson Cavani, Fernando Muslera, Gastón Silva, Matías Vecino, Diego Laxalt y el "Mono" Maximiliano Pereira, que sólo podrá estar para el partido del martes contra Perú por estar suspendido. Con ellos se completará la nómina de 24 jugadores.

En el entrenamiento se pudo observar a un grupo de jugadores sumamente distendidos y contentos de estar nuevamente en el Complejo, como una familia. Y fue así que el grupo recibió a Luis Suárez con los brazos abiertos, sabiendo de lo importante que es para Uruguay.

Producto de los extensos viajes que la mayoría realizó entre el sábado y ayer para llegar a Uruguay, la práctica fue de muy poca exigencia, con un breve trote, juegos recreativos que incluyeron el clásico "monito" y un campeonato de fútbol tenis —que tuvo como ganadores a la pareja compuesta por Egidio Arévalo Ríos y Álvaro Pereira, que en la final derrotaron a Luis Suárez y Christian Stuani— y unas cortas pasadas a media velocidad con el "profe" Herrera.

A lo lejos, los fanáticos de Uruguay observaban cada una de las incidencias de Suárez con detenimiento e incluso se animaron a aplaudir cada vez que el salteño pasaba cerca (cancha sintética de por medio) de donde estaban ellos, igual que sucedió cuando el público se percató de la aparición del maestro Óscar Tabárez en la cancha.

Precisamente, el seleccionador uruguayo más tarde se refirió a la presencia de Suárez nuevamente en el Complejo: "Es una persona, debe tener emociones, debe tener muchas cosas en la cabeza después de casi dos años de no estar en la selección; y uno de los objetivos que nos propusimos es procurar que él piense sólo en jugar al fútbol. Nada más. Si hay alguna cosa que lo pueda alterar o no dejarlo con la tranquilidad suficiente, la vamos a descartar, obviamente que siempre hablando los temas con él. Esa es la idea que tenemos, porque este no es el momento, pero han pasado cosas y lo menos que podemos hacer es aspirar a que no vuelvan a ocurrir".

Tabárez fue claro y contundente y enfatizó que "reconozco la importancia que tiene el futbolista, lo simbólico que es todo lo que él hace, lo importante que es para la gente de este país, pero se viene a integrar a un equipo, va a jugar contra equipos que reconocen el potencial que tiene y van a hacer todo lo posible por limitarlo y él tiene que estar muy fresco, más allá de la madurez, de todo lo que ha pasado; tiene que tener mucha ayuda y eso lo tengo muy claro. Vamos a hablar de esos temas".

Minutos más tarde, el maestro hizo referencia al tema del capitanato al no poder jugar Diego Godín y dejó entrever que difícilmente Suárez lleve la cinta en el Arena Pernambuco. "En la mente lo tengo, no es un tema prioritario, para mí es bastante secundario. Hay que relacionarlo con todo lo que dije cuando hablé de Luis. No precisa que yo me extienda demasiado en esto. Hay muchos futbolistas de los que están que tienen la experiencia suficiente en la Selección, una antigüedad, una experiencia, justamente como para pensar en ello, pero a la hora de decidir lo vamos a pensar en todas las variables que hay que considerar y lo haremos, pero el momento es antes del partido".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)