ELIMINATORIAS MUNDIAL 2018

Brasil: Como Rio sin Copacabana; pero...cuidado

Con Dunga como entrenador no hay interrogantes en cuánto a qué Brasil va a enfrentar Uruguay el próximo 25 en Recife por las Eliminatorias que se jugará en Rusia en poco más de dos años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Brasil

Es que, quien antes como jugador y luego como técnico, fue y sigue siendo criticado y aborrecido por la mayoría del periodismo de su país y —sobre todo— la gente, encarna para sus detractores el símbolo del fútbol "feo", avaro, esquemático, opuesto al "jogo bonito" por el que Brasil ha sido admirado hasta por sus rivales.

Entonces, de acuerdo a eso, interesa poco si el lateral derecho es Dani Alves, el zaguero central izquierdo David Luiz, y el potente Douglas Costa y el vivaz y genial Neymar sus principales atacantes; ya lo dijo Dunga, que para los que lo detestaron como volante "picapiedra" y lo cuestionan como técnico pragmático para el que sólo cuentan los resultados, no la formas de lograrlos, es el diablo: "Nos gusta hablar de talento, pero elogiamos —y mucho— la organización de Alemania; entonces, dentro de ese orden, con talento y calidad, debemos encontrar las características del fútbol brasileño adentro de la cancha. Es muy bonito hablar del arte en el fútbol, pero una buena atajada de un arquero, y cuando un zaguero roba una pelota, también es arte".

Como tarjeta de presentación de "su" Brasil, esas palabras bastan. Austero, cauto, jugando con un 4-2-3-1 en el que Elías y Luiz Gustavo forman un "doble 5" de marca, y Neymar el único punta, con William y Douglas Costa llegando por los cotados del ataque, el rival que el 25 espera a Uruguay en Recife es el equipo que perdió con Chile en Santiago, empató con Argentina en Buenos Aires y, pese a ser local, le ganó sin lucir a los modestos Perú y Venezuela: un cuadro duro, como aquel donde Dunga era el capitán, y no hay mejor postal para recordarlo que la plancha que Branco le bajó en el pecho a Francéscoli en pleno Centenario, en las Eliminatorias para el Mundial 94; aunque, con Jorginho, Ricardo Gomes y Ricardo Rocha, atrás tenía mayor personalidad y más clase.

Un Brasil para el diván, como lo sería si en el carnaval carioca las vedettes de las "escolas" no pudieran lucir sus "lolas" o Rio no tuviera al Pan de Azúcar, Cobacabana y el Corcovado; aunque, ojo: con este perfil futbolístico actual conquistó los dos últimos Mundiales (1994 y 2002) de los cinco que ha ganado.

FIGURAS.

David Luiz - Con clase y sin gloria.

"Capo" en el PSG, el zaguero hizo el gol del triunfo frente a Uruguay en la Copa Confederaciones, pero Suárez le metió dos caños —y goles— cuando lo marcó en la Champions, y fue el "llorón" del 1-7 contra Alemania.

Douglas Costa - No es lo mismo.

Puntero de ambos flancos del ataque; en noviembre 2015, Sergio Markarian le dijo a Ovación: "Hoy, Brasil es uno más, pero si pone al que está en el Bayern, vuelve a ser Brasil; y, ahí sí, cuidado..."

Neymar - Como un "Messinho"...

En Brasil le pasa casi como a Messi en Argentina: no gravitó como en Barcelona; pero, aún así, ya sea como único punta por el medio o por la izquierda del ataque, es un peligro para cualquier adversario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)