ASÍ LO VEO

Este Brasil es intimidante

EDWARD PIÑÓN

Edward Piñón

Algunos inteligentemente escarbarán en un manual de excusas para justificar bajos funcionamientos o rendimientos pobres. Quizás sea hasta bien válido establecer que la motivación recién llegará desde el próximo jueves y que el miedo a una lesión y al adiós a la cita antes de ser parte de ella genere poco estímulo para dar el máximo. Eso puede pasar en un montón de selecciones, menos en una.

A juzgar por lo visto hasta ahora, queda claro que en Brasil no lo entienden así, no lo están viviendo esa forma y lo único que hacen es seguir demostrando -antes de que la pelota empiece a rodar- que tienen la selección más intimidante de las 32 mundialistas.

Mucho más ahora que se comprobó que Neymar está absolutamente recuperado, porque con él en la cancha el potencial del equipo de Tite es sencillamente demoledor.

Los norteños se están distinguiendo muchísimo del resto de los competidores que en lo previo pueden cargar con el cartel de favorito para ser campeones del mundo.

Por ejemplo, a España todavía le están faltando las definiciones de las jugadas. Quizás sea por culpa de que no tienen definido quién puede cumplir mejor el papel de número 9, aunque muchos ya quieren verlo ahí a Iago Aspas.

Alemania, el defensor de la corona, viene dejando más dudas que certezas. Con problemas en la salida desde el fondo, también con carencia de gol y con decisiones de Löw pocos comprensibles como la eliminación de Leroy Sané.

Otro aspirante grande, en los papeles, es Francia, pero también anda por ahí a los tumbos. Con más ruido por los nombres que tiene que por el juego que despliega.

Argentina es una ola de grillos y de Bélgica tampoco se sabe qué esperar. Si todo esto se ratifica: el rival a vencer será el Brasil de Tite.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º