Vea el video

Borussia Dortmund se quedó con el clásico

El equipo de Jürgen Klopp derrotó al Schalke 04 por 3 a 0 en la Bundesliga. Aubameyang, Mkhitaryan y Marco Reus convirtieron los goles.

El Borussia Dortmund goleó hoy el Schalke por 3-0 en el tradicional derbi de la cuenca del Ruhr, con lo que el equipo de Jürgen Klopp completó su cuarta victoria consecutiva en la Bundesliga y continuó con su recuperación que lo ha alejado de las plazas del descenso.

El Dortmund, que llegó a ser colista, ocupa ahora el puesto noveno, justo la mitad de la tabla, aunque la distancia que lo separa de los puestos de descenso directo es de sólo seis puntos y todavía podría quedar un puesto por debajo, si el Eintracht gana o empata el último partido de la tarde ante el Hamburgo.

Hacia arriba, al Dortmund lo separan siete puntos de las casillas de la Liga Europa y ocho de las de la Liga de Campeones, lo que tal vez quede demasiado lejos.

En el partido de hoy, el Dortmund sometió desde el primer momento a un inofensivo Schalke que tuvo suerte de irse al descanso en la primera parte con el marcador todavía a cero.

El Dortmund tuvo la pelota, llegadas a puerta, recuperó balones con una presión en la mitad contraria y, durante buena parte de partido, lo único que se le podía reprochar era que no hubiera aprovechado las ocasiones que había tenido.

La goleada, que se venía anunciando desde mucho antes, se consumó en diez minutos, entre el 76 y el 86. El gabonés Pierre Emerick Aubameyan fue el encargado de abrir el marcador, al aprovechar un rebote dentro del área y batir al meta del Schalke Timon Wellenreuhter.

El segundo gol llegó en el 79, cuando el armenio Henrihk Mhkitaryan marcó a puerta vacía tras un centro desde la izquierda de Ilkay Gündogan. Y Marco Reus, en el 86, hizo el tercero tras robarle la pelota a Wellenreuther, cuando éste se preparaba para despejar el balón.

El gol de Reus terminó liquidando al Schalke y dañando el partido de Wellenreuther, que había tenido una buena actuación. Wellenreuther en el tercer gol estuvo descuidado y cuando sintió que Reus se le venía encima mostró un nerviosismo normal para un meta de 19 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)