Copa Libertadores

Boca siempre deslumbra

El equipo argentino fue un llamador irresistible para el hincha.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Uruguayos. Matías Santos maniobra con la pelota ante la marca de Nicolás Lodeiro. Foto: Gerardo Pérez

Boca deslumbra. Por esa razón, mucha gente fue anoche al Estadio Centenario. Poco importaba que el "Vasco" Arruabarrena hubiera decidido colocar frente a Wanderers a unos pocos titulares. Ni que el equipo argentino, ya clasificado a la siguiente fase, jugara y goleara casi sin despeinarse. Era Boca. Y Boca deslumbra.

Por eso muchos niños en la platea América cantaban las canciones de los hinchas xeneizes como si hubieran estado junto a ellos en la Colombes. Por eso cuando ya iban 30 minutos del primer tiempo seguía entrando gente en la Olímpica. Jugaba Boca. Y Boca deslumbra.

Ayer se vendían en la Américas pequeñas réplicas de la Copa Libertadores, esa que Boca ganó en seis oportunidades. Las "copitas", que se ofrecían a $ 100 habían sido traídas desde el otro lado del charco.

Es que Wanderers cayó anoche con dignidad frente a un grande del mundo. Por eso jugó con 30.000 personas en las tribunas, algo a lo que los "bohemios" no están acostumbrados cuando son locales.

Entre ese público había unos cuantos hinchas de Nacional. Porque en tiendas xeneizes hay varios extricolores. Gente que los "bolsos" no olvidan, obviamente uno de ellos Nicolás Lodeiro, pero también el técnico Arruabarrena y sus colaboradores. Por algo, el dirigente albo José Fuentes, estuvo en el vestuario visitante para saludar al entrenador. Y otro tanto hicieron varios de los encargados de la seguridad tricolor.

Falasas.

Boca deslumbra. Aunque anoche, un puñado de uruguayos no pensaba lo mismo. Los porteros de la tribuna Colombes y los policías que trabajaron allí no la pasaron del todo bien. Los hinchas boquenses trajeron fajos enteros de entradas falsificadas. No los dejaron ingresar. Y unos 60 hinchas argentinos pretendieron entrar de cualquier manera, aunque no tenían entradas. Finalmente, la policía los hizo retirarse de los alrededores del Centenario.

Wanderers es uno de los equipos que juega mejor al fútbol en Uruguay. Sin embargo, anoche en el Centenario recibió un cachetazo muy fuerte. Pero se lo dio un grande del mundo. Un equipo que deslumbra de los dos lados del Río de la Plata.

Ahora, necesitarán una mano.

La derrota de anoche, postergó a Wanderers a la tercera posición en el grupo 5 de la Libertadores y ahora, de cara a la última fecha, los "bohemios" ya no pueden clasificar a la tercera ronda del torneo por sus propios medios (salvo que consigan una goleada en Venezuela) y necesitan de otros resultados para avanzar en el torneo.

Wanderers y Palestino quedaron con los mismos puntos, pero los chilenos con un saldo de goles +2 y los uruguayos -2. Esto quiere decir que en caso de que el próximo jueves, cuando a la hora 19.45 Wanderers visite a Zamora y Palestino a Boca, triunfen albinegros y chilenos, Wanderers debe convertir cuatro goles más que Zamora.

En caso de que Boca le gane a Palestino, Wanderers clasifica con un empate; si Boca empata con Palestino, Wanderers necesita ganar y ya no importa la diferencia de goles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados