EN LA BOMBONERA

Historia repetida: River volvió a amargar a Boca y lo dejó sin Copa Libertadores

El Xeneize ganó 1-0 con gol de Jan Hurtado, pero no alcanzó por el 0-2 sufrido en el Monumental. Ahora el Millonario va por el bicampeonato de América.

Alegría. La de todo el plantel de River Plate por acceder a una nueva final de la Copa Libertadores eliminando a Boca. Foto: Reuters.
Alegría. La de todo el plantel de River Plate por acceder a una nueva final de la Copa Libertadores eliminando a Boca. Foto: Reuters.

La herida de Madrid no se cerró, se agrandó un poco más. Con más corazón que fútbol Boca fue y fue hasta que alcanzó un gol ante River Plate que no fue suficiente por la derrota 0-2 en el Monumental.

Triunfo que sirvió de poco y que rápidamente querrán olvidar los hinchas Xeneizes. El venezolano Jan Hurtado anotó cuando faltaban 10’ y aunque todos en La Bombonera se ilusionaron con otro gol agónico que mandara la definición a los penales nunca llegó y por eso el único grito que se escuchó fue el de los jugadores de River.

“Otra vez, otra vez”, festejó “Nico” de la Cruz mientras que Marcelo Gallardo los saludaba uno por uno dentro del campo de juego. Y sí. Es que otra vez apareció el River copero para ingresar a una nueva final que ahora lo pone en carrera para el bicampeonato de América. Y otra vez, amargó a su rival de todas las horas.

Jan Hurtado tras el gol que anotó en el duelo entre Boca-River. Foto: Reuters.
Jan Hurtado tras el gol que anotó en el duelo entre Boca-River. Foto: Reuters.

Del partido se puede rescatar muy poco porque apenas se pisaron las áreas y si se analiza fríamente estuvo más cerca de un 0-0 que de la victoria que terminó consiguiendo el equipo de Gustavo Alfaro.

El equipo local salió desde el primer minuto en busca del gol que le diera tranquilidad y lo consiguió, pero no valió. Un gol de Salvio (ver aparte) fue correctamente anulado por el árbitro Sampaio que no tuvo una buena tarea.

Enzo Pérez, en propia puerta, estuvo cerca de abrir el marcador pero Franco Armani estuvo atento para mandar la pelota al tiro de esquina cuando el gol parecía inevitable.

Nicolás de la Cruz ante la marca de Julio Buffarini en el Boca-River. Foto: Reuters.
Nicolás de la Cruz ante la marca de Julio Buffarini en el Boca-River. Foto: Reuters.

Si en el primer tiempo las chances habían sido casi nulas en el complemento lo fueron todavía más porque River Plate siguió apostando al contragolpe y Boca Juniors perdió la pelota.

Su única vía peligrosa para el arco de Armani fue el juego aéreo y fue así que terminó generando el gol que ilusionó a los hinchas que llenaron La Bombonera. Un centro desde la derecha encontró a Lisandro López que puso el esférico en el área chica. Pifió Zárate, pero atrás estaba Hurtado para poner el gol que al final no sirvió.

Los minutos finales fueron de incertidumbre, pero el buen desempeño de Armani le dio tranquilidad al conjunto Millonario que veía cómo se gestaba una nueva clasificación a la final y con eliminación a Boca Juniors incluida.

La mano de Mas que derivó en el gol anulado a "Toto" Salvio en el Boca-River. Foto: AFP
La mano de Mas que derivó en el gol anulado a "Toto" Salvio en el Boca-River. Foto: AFP

Sampaio marcó el final y se desató la locura de los jugadores y del cuerpo técnico. El hincha de Boca le agradeció a los jugadores el esfuerzo, pero claro está que se fue con más bronca que con satisfacción de haber conseguido el triunfo por 1-0.

Es que volvieron a vivir lo que se dio hace pocos meses en Madrid. La bronca de una nueva serie que los saca del objetivo y justo frente a River Plate.

El equipo de Alfaro tenía todo para cerrar la herida, pero los de Gallardo la abrieron todavía más en lo que fue una historia repetida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)