COPA LIBERTADORES

Boca no va a tener más remedio que jugar con lo que tenga

Conmebol no contempla frenar el regreso del torneo y la reglamentación establece que si un equipo no puede disputar el partido perderá los puntos.

Miguel Ángel Russo abandonó la concentración de Boca Juniors
Miguel Ángel Russo no volverá a la burbuja de Boca Juniors.

Boca está en problemas. Y por partida doble. En primer lugar, está a trece días de su retorno a la Copa Libertadores y tiene a 18 jugadores con coronavirus. Además, el Ministerio de Salud Pública no habilitó un corredor sanitario para los futbolistas que no dieron positivo de COVID-19, al menos hasta que se obtenga el resultado del nuevo test que se llevará a cabo mañana. Y, en segundo lugar, por más que ponga el grito en el cielo y hasta reciba el respaldo del Presidente de la República, Alberto Fernández, Conmebol no contempla frenar el regreso de la actividad internacional.

Es más, la reglamentación establece que si un equipo exclusivamente puede competir con siete jugadores tendrá que presentarse. Y si no tiene esos siete futbolistas perderá el partido programado para disputar con Libertad de Paraguay el jueves 17 del corriente mes.

El panorama actual del Xeneize es bastante complejo, porque es impensado pensar en que los casos positivos puedan integrar la lista de viajeros. Además, tiene a todos sus futbolistas aislados en habitaciones individuales, pero no tiene aún la certeza de que el número de positivos e incremente. De hecho, a la sanidad del club le pareció sumamente extraño que algún jugador tuviese los síntomas de coronavirus nada menos que 30 horas después de haber tenido un hisopado negativo.

Esta situación podría hacer que Boca tenga que armar una lista diferente. Y ahí sí Conmebol contempla esa posibilidad, porque habilita la inscripción de 15 jugadores nuevos.

"Estamos en una pandemia y el riesgo existe y es muy grande. Y en la medida que nos juntemos, el riesgo crece"

Alberto Fernández. Foto: AFP.
Alberto FernándezPresidente de la República Argentina

Lo que sí es claro es que la incertidumbre es grande. Especialmente en un país donde la cifra de positivos aumenta. De ahí que Alberto Fernández haya opinado en TN: “Es muy difícil jugar en este contexto”. Y hasta se animó a agregar: “No es que no sirva la burbuja, es que en el mundo hay una pandemia. Y es muy difícil. No sé lo que pasó en el caso puntual de Boca, pero lo que sí sé es que estamos en una pandemia y el riesgo existe y es muy grande. Y en la medida que nos juntemos, el riesgo crece. Hay que ver con mucho cuidado el tema, no es tan simple”.

Para saber

Más datos

Tres partidos en 12 días
Después del 17 de septiembre, Boca debe jugar el 24 ante Independiente Medellín y el 29 otra vez contra Libertad.

Un cuidado  especial al DT
El DT Miguel Russo, persona de riesgo, ya no volverá a la burbuja y sí se presentará a los entrenamientos pero con extremos cuidados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados