fifa

Blatter y Platini rechazan acusación

Joseph Blatter afirmó que no hizo "nada ilegal o impropio", defendió un pago polémico a Michel Platini y adelantó que seguirá como presidente de la FIFA hasta las elecciones del 26 de febrero.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Joseph Blatter se irá de la FIFA cuando haya nuevo presidente. Foto: Reuters

Platini admitió a su vez que las acusaciones de la justicia suiza "pueden dañar" su "reputación" y la de la UEFA, pero adelantó que aclarará todo al Comité Etico de la FIFA, según una carta que envió hoy a todas las Federaciones europeas.

Blatter formuló sus anuncios a los empleados de la FIFA al retornar a la sede tres días después del allanamiento de la justicia suiza, que además lo procesó por "sospechas de gestión desleal" y "abuso de confianza".

Lo informó hoy Richard Cullen, abogado de Blatter, de 79 años, presidente de la FIFA desde 1998 y forzado a dejar el cargo en febrero, pese a que en mayo había sido reelegido para ejercer un quinto mandato consecutivo.

Cullen contó que Blatter defendió uno de los dos cargos por los que fue procesado, el pago de 2 millones de francos suizos a Platini, presidente de la UEFA y ahora opositor, y firme candidato a sucederlo en 2016.

Platini "efectuó un precioso trabajo con la FIFA en calidad de asesor del presidente a partir de 1998" y "los pagos fueron una justa compensación y correctamente contabilizados dentro de la FIFA", dijo Blatter, según Cullen.

El trabajo, según Platini, fue realizado de 1999 a 2002, pero cobrado recién en 2011, justo cuando el francés declinó competir contra Blatter en las elecciones de ese año en las que el suizo no tuvo rival y fue revalidado al frente de la FIFA.

La fiscalía suiza lo calificó de "pago desleal" y abrió un "proceso penal" contra Blatter "en calidad de acusado" y citó a Platini "en calidad de persona susceptible de dar informaciones".

Especialistas habían afirmado en las últimas horas que Blatter se vería obligado a dimitir antes de lo previsto y dejar el cargo interinamente en manos del camerunés Issa Hayatou, vicepresidente senior de la FIFA.
"Le escribí al Comité para pedirle que me escuche lo antes posible para suministrar todas las informaciones que aclaren la cuestión", dijo Platini, en una carta que escribió a todas las Federaciones miembros de la UEFA, de la que es presidente.

La justicia suiza acusó el viernes pasado a Joseph Blatter, presidente de la FIFA, de haber efectuado "un pago desleal" de 2 millones de francos suizos a Platini en 2011, por supuestos trabajo que, según se defendió el francés, habían sido realizados diez años antes.

La prensa sospechó que el pago pudo haber sido realizado porque Platini renunció a competir con Blatter en las elecciones de 2011 en la FIFA, una sospecha que jaquea ahora la postulación del francés para comandar la FIFA en 2016.

"Ante todo quiero dejar en claro que no fui acusado de nada y, como hay una investigación en curso, me abstendré de dar una explicación detallada", dice la carta que Platini envió hoy a las Federaciones europeas.

"Igualmente, por razones de transparencia, quiero informarles sobre un aspecto importante y es aclarar que en el período 1998-2002 fui contratado por la FIFA para trabajar sobre una vasta gama de cuestiones relacionadas con el fútbol", siguió Platini.

"Se trataba de un trabajo a tiempo pleno, del que todos tenían conocimiento. La remuneración fue acordada en ese momento y, tras un pago inicial, el importe final de 2 millones fue girado en febrero de 2011", continuó el exfutbolista francés.

"Una cifra completamente hecha pública por mí y las autoridades en conformidad con la ley suiza. El viernes pasado fui escuchado por las autoridades suizas no como persona acusada, sino simplemente como persona que suministra datos".

Platini concluyó en que, por todo esto, se puso a disposición del Comité Etico de la FIFA, "consciente de que estos eventos pueden dañar" su imagen y reputación y también de la UEFA, "la organización que estoy orgulloso de presidir".

Además del caso Platini, la fiscalía suiza también sospecha que Blatter firmó "un contrato desfavorable para la FIFA" y que "violó sus deberes de gestión", con la Unión Caribeña de Fútbol (CFU), presidida por Jack Warner.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)