RENTISTAS

Un Bicho nacido para convertirse en histórico

Rentistas es el legítimo campeón del torneo Apertura: merecido premio para un equipo que siempre  funcionó como tal.

Rentistas
Los futbolistas de Rentistas y la copa del torneo Apertura en una emocionante comunión tras ganarle a Nacional en el alargue. Foto: Nicolás Pereyra.

Las primeras lágrimas de Alejandro Cappuccio saltaron de sus ojos en el primer minuto del alargue cuando Gonzalo Vega recibió un centro de Andrés Rodales y le dio de primera, sacando terrible remate cruzado para poner en ventaja a Rentistas.

Esas lágrimas se repitieron al final del partido, antes de abrazar a cada uno de sus futbolistas. Pero no fueron abrazos breves, a cada uno le habló al oído. Para cada uno tuvo un concepto. Todo antes de que ellos lo levantaran y lo tiraran por los aires. Justo antes de que Andrés Rodales recibiera la copa.

Cappuccio es un técnico muy cercano a sus futbolistas, a esos que él mismo acercó al club tras un seguimiento realizado con lupa. Supo cómo ganarle por segunda vez en el torneo a Nacional, al equipo grande. Anoche el entrenador fue clave con las variantes y los momentos en que las hizo.

Rodales
Andrés Rodales, el capitán del Bicho Colorado llevando la copa . Foto: Nicolás Pereyra.

Rentistas demostró ayer una vez más que la gran figura del equipo es el equipo mismo. Más allá del partidazo de Alexis Rolín, quien dominó a Bergessio; de la entrega de Maximiliano Falcón; de las dos pelotas que tapó Yonathan Irrazábal en el primer tiempo; de la solvencia de Ramiro Cristóbal en la mitad de la cancha; del sacrificio de Matías Abisab y del golazo de Gonzalo Vega, quien marcó cuatro goles en los últimos tres partidos del torneo.

Rentistas ganó el Apertura con justicia y se metió en la historia. Lo hizo por el puñado de hinchas que acompañó, por los que se quedaron en el barrio y por los que ya no están.

el bicho

Cappuccio, el arquitecto

En la noche más importante de su historia, Rentistas no decepcionó. Siguió al pie de la letra las indicaciones de Alejandro Cappuccio que es abogado y escribano, pero que fue el arquitecto de su gran presente. Fue ordenado, defendió como un león, hizo correr la pelota para desgastar al rival y marcó un golazo con el que alcanzó la gloria.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados