ANÁLISIS

Bergessio es el hombre que Nacional debe asistir bien para ganar el clásico

Con un goleador liderando el ataque el tricolor entra al clásico con valor agregado; además cuenta con otro hombre identificado con las victorias: Gonzalo Castro

Gonzalo Bergessio en el amistoso de Nacional contra Atlético Rafaela
Foto: Marcelo Bonjour

A Gustavo Munúa le debe haber resultado más fácil confeccionar el ataque de Nacional. Para empezar, porque el 9 es indiscutible, dado que a Gonzalo Bergessio lo defiende su poder goleador. Y, además, porque hay otro que no necesita exhibir nada extra para convencer de su titularidad. Es bien sencillo, los antecedentes clásicos colocan por encima del resto a Gonzalo Castro.

Y el otro socio de la ofensiva, aunque hubo pruebas, al final termina siendo el mismo de otros clásicos anteriores: Santiago Rodríguez.

En definitiva, lo único que debió buscar el entrenador es adosarle a la experiencia curtida en el verde césped los movimientos de su idea futbolística y el acople con los mediocampistas y laterales para que la ofensiva tuviese mayores posibilidades de hacer valer sus virtudes.

habilidoso
Santiago Rodríguez
Santiago Rodríguez
Edad20 años
PosiciónMediapunta o extremo
ApuntePuede desnivelar con velocidad y puede fabricar las jugadas de ataque por su habilidad.

Tiene velocidad, dribbling y le gusta encarar a los defensas. Es un jugador que puede contribuir mucho para que el ataque tricolor sea incisivo porque además define las jugadas. La facilidad con la que consigue quebrar las líneas defensivas lo convierten en un jugador de cuidado.

Es clarísimo que el impulso ofensivo del equipo está en el empuje de “Lavandina”, porque consigue ganarse la atención de los zagueros y fundamenta la profundidad del ataque. Lo que precisa Bergessio es que sus compañeros estiren el bloque defensivo del rival, que la amplitud del juego le proporcione la aparición de más espacios para estar en mejores condiciones de culminar las jugadas.

De ahí que sea vital que los pasillos exteriores puedan ser utilizados por un buen acople entre extremos y laterales, lo que debería dar réditos por una superación numérica o por una combinación rápida con toques de primera.

Gonzalo Castro celebra su tanto en el duelo entre Peñarol y Nacional. Foto: Leonardo Mainé.
Gonzalo Castro celebra un gol suyo en un duelo entre Peñarol y Nacional. Foto: Leonardo Mainé.

Además, lo interesante de este ataque de Nacional es que tiene la posibilidad de elegir diferentes caminos para llegar al gol. En este aspecto, aparecen con peso relevante los remates de los mediocampistas (Neves, Carballo) y la buena pegada del “Chory”.

En síntesis, si Bergessio es asistido correctamente por sus compañeros, la línea defensiva de Peñarol tendrá problemas para frenar su efectividad goleadora.

AL DETALLE

Calificación a tener en cuenta

9: Grado de Peligro
Un ataque que lidera un goleador siempre es temible. Además, hay jugadores para llegar por afuera con velocidad y otros que pueden quebrar el arco con remates de larga distancia. La unión de esos argumentos hacen que el ataque sea fuerte.

6: Grado de debilidad
La repetición de las jugadas por un sector del campo puede hacer que Nacional haga que sea más fácil de contener. Además de que el sector derecho parece ser más rápido que el izquierdo, es importante que la gestación no quede librada a lo que haga Yacob.

8: Grado de exigencia
Actualmente la ofensiva de Nacional parece más acoplada que la de Peñarol, por lo que debería sacar rédito de ello. Para eso es vital que los laterales y los mediocampistas provoquen superaciones en los choques individuales. Caso contrario, se reducen las chances.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados