NACIONAL

Bergessio, más que el goleador

Fue la figura de la llave, participó en los tres goles y se ganó el corazón albo

Gonzalo Bergessio en el festejo del gol de Nacional
Lavandina. Es uno de los referentes del club pese a haber llegado este año. Ayer hizo este festejo que “fue para un amigo”. Foto: Gerardo Pérez

En el momento más complicado del partido de ida puso el gol del descuento; a los 10 minutos de la vuelta apareció para un cabezazo que después del palo terminó en el primer gol; y a los 9 minutos del complemento de ayer la controló de gran forma para definir con calidad y anotar el gol de la clasificación.

Gonzalo Bergessio fue la figura de la llave entre Nacional y San Lorenzo, su exequipo al cual en Boedo no le gritó el gol pero ayer lo festejó con un gesto que “fue para un amigo”, por lo que dijo el mismo goleador en la televisión.

Pero no fue solo un goleador, porque aparte de aportar al equipo con goles lo hizo “con pivoteos, con desmarques, con personalidad”, según lo describió su entrenador, Alexander Medina que habla con más propiedad por haber compartido el puesto en su época de futbolista.

Ayer “Lavandina” siempre tuvo el arco entre ceja y ceja, como buen delantero. Fue el jugador que más pateó al arco en todo el juego, no solo lo hizo en el gol sino que tuvo cinco intentos. También en el tanto de Matías Zunino que llegó tras un cabezazo de él que dio en el palo. Además una que le tapó Nicolás Navarro y dos afuera, una de ellas que fue la primera del partido y ya avisaba las intenciones de Nacional en el encuentro.

Pero no es nuevo el alto rendimiento del delantero, que desde su llegada usa la número 24 pese a tener la 9 libre. Ya desde el inicio tuvo goles y buen juego. “Gonzalo desde que comenzó en Nacional lo hizo de muy buena forma”, dijo ayer el “Cacique”.

En sus primeros partidos ya daba la demostración de ser un delantero de raza. Hizo su presentación contra Chapecoense en Brasil, donde no anotó (jugó 18’), pero en su segunda presencia marcó un doblete ante Torque y dos juegos después repitió con Rampla. Cuatro goles en cuatro partidos que presagiaban un gran futuro en el club.

Hoy en día, el goleador nacido en Córdoba llegó a sus 20 goles en el club justo ante su ex club (en el partido número 42) . Y se gana el corazón de todos los tricolores.

“Se ganó el cariño de los compañeros, el cariño de la gente. Tiene un compromiso muy grande. Se metió en el corazón de todos nosotros, por eso hasta fue capitán en algún partido. Llegó a jugar al fútbol. Estamos muy felices con él”, contó el técnico.

Ese cariño del que hablaba el entrenador se vio en la cancha luego del partido. “Fue una revancha muy linda para nosotros por lo que fue el primer partido”, decía Bergessio en las cámaras de televisión cuando recibió un golpe en la cabeza de Jorge Fucile, en forma de broma.

“Nosotros acá con nuestra gente nos volvemos muy fuertes”, agregó el goleador mirando en dirección a las tribunas del Parque Central, ayer más llenas que nunca tras la inauguración de un nuevo espacio en la Abdón Porte.

“Jugamos con huevo y ganamos con el corazón”, añadió “Lavandina”.

Además tenía enfrente a uno de los equipos en los que más supo brillar, aunque eso no le impidió celebrar el gol con festejo y el gesto particular del cual aclaró lo mencionado.

Bergessio fue uno de los puntos importantes de Nacional, en un equipo de Medina que tuvo varios jugadores arriba de un buen rendimiento. Además eso se contrapuso con los últimos resultados, que no fueron los mejores. “Veníamos de un momento no tan bueno, pero este grupo ya salió de varias situaciones complicadas, jugó varias finales en la Copa Libertadores como contra Chapecoense y Banfield y salió adelante”, dijo el jugador que es más que un goleador. Es una de las figuras. Es uno de los referentes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º