VIDEO

Benzema liquidó milagro del "Atleti"

Atlético de Madrid venció a Real Madrid por 2-1 pero no pudo remontar la serie. Los "Merengues" jugarán la final ante Juventus y van por su duodécima Champions League.

Atlético de MAdrid 1-2 Real Madrid. 10/05/2017
Atlético de MAdrid 1-2 Real Madrid. 10/05/2017

El fútbol son momentos. Instantes o detalles. Así suele decirse y no podía ser de otra manera para definir una nueva y emocionante disputa entre los dos equipos de Madrid.

Benzema llegó a la línea de fondo. Los jugadores del Atlético le creían encerrado y controlado. Pecado mortal en el que para colmo se vieron implicados los dos uruguayos del Atlético. Godín y Giménez, junto a Savic, no imaginaban que el delantero francés, tan falto de carácter como sobrado de técnica, iba a escapar de aquella encerrona con una maniobra de equilibrista sobre la cal, encontrando ese hueco que parecía no existir por afuera del rectángulo de juego.

Superó a los tres y, ya dentro del área, originó un pase que terminaría en el tanto de Isco, quien aprovechó el rebote que Oblak le concedió.

Esta jugada, que se produjo a los 42’, fue la que determinó por completo el guión de un partido de vuelta en el que el Atlético estuvo, durante muchos minutos del partido, con la épica remontada en su mano. Justo los 42’ que tardó Isco en anotar su primer gol en la Champions con el Real.

Porque los “colchoneros” entraron a la cancha obligando a su eterno rival a seguir su plan perfecto para la hazaña: agresividad desde el primer segundo, presión altísima, primeras llegadas, varios córners seguidos y en uno de ellos.... ¡Gol! Saúl cabeceó a la red a los 12’ y el Calderón comenzó a hervir. Sin tiempo para respiros, los rojiblancos mantuvieron el asedio y como premio, el 2-0 a los 16’, obra de Griezmann de penal tras derribo de Varane sobre Torres.

Entonces fue cuando Simeone ordenó al equipo replegarse. En cierto sentido tenía lógica: ya habían recorrido la mitad de camino al objetivo, no podían mantener todo el tiempo la intensidad inicial y por eso se optó por priorizar la defensa hasta el descanso para retomar la búsqueda del tercer gol en la segunda parte. La estrategia terminó fallando a apenas 3’ de llegar al complemento, porque con su maniobra Benzema decidió el destino de la eliminatoria.

Desde el 2-0 hasta ese momento, el muro del Atlético dio otro recital defensivo, cerrando cualquier vía posible hasta que al francés se le ocurrió una imposible.

Fue una lástima que los dos uruguayos terminaran involucrados en la jugada fatídica para su equipo. En el resto del trámite mostraron su nivel: Godín jugó de delantero los minutos finales para tratar de recortar distancia, robando y a la vez generando juego ofensivo, y “Josema” cumplió en el lateral derecho a pesar de que hace apenas dos días casi se le daba por descartado por su lesión muscular. Sin duda que hizo un esfuerzo extra por jugar esta enorme cita y aguantó hasta el 56’, cuando lo sacaron.

Los minutos finales estuvieron llenos de emoción y sentimiento. Se formó una potente tormenta que no tardó en derivar en fuerte lluvia. En ese contexto épico, y ya conscientes de que el sueño de la final se alejaba, todos los hinchas del Vicente Calderón se permitieron el lujo de cantar y bailar bajo el agua, la última fiesta del estadio en competiciones europeas antes de mudarse al nuevo Metropolitano.

Los aficionados terminaron obligando a sus jugadores a quedarse en la cancha para recibir un último homenaje, al cual se unió Simeone, como muestra de agradecimiento y orgullo tras la batalla perdida.

Enfrente, el Real Madrid perdió el partido pero se fue feliz con su billete a la final.

Foto: AFP
Foto: AFP
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados