Peñarol

Bengoechea tiene todos los votos

Damiani logró revertir posiciones en el Consejo Directivo y hoy Peñarol confirma al entrenador en el cargo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pablo Bengoechea conversa con Juan Ahuntchain en Los Aromos. Foto: Leonardo Mané

Juan Pedro Damiani le puso punto final a la telenovela: Bengoechea se queda, y lo hace con el voto unánime del Consejo Directivo, ya que esa era una de las condiciones, que por sí o por no, la decisión saliera en forma grupal, como sucedió hace un año atrás con la no renovación al "Tony" Pacheco.

Pero claro, las últimas horas no transcurrieron bajo un clima festivo. Todo lo contrario. En Peñarol eran conscientes de que había que tomar una resolución lo más rápido posible sobre la continuidad o no del actual entrenador, con contrato hasta junio de 2016.

A lo largo del torneo, Bengoechea caminó por el borde del precipicio. El equipo no jugaba bien, y tampoco lograba resultados. Estuvo muy cerca de salir. Pero cuando llegó a una situación límite, la sorteó, y eso jugó a su favor.

El cierre del Apertura también fue pesado, complicado, y hasta pareció que se dejaba escapar una gran oportunidad de ganar el primer torneo del año. Damiani quedó muy preocupado cuando Bengoechea le dijo que no le encontraba "la vuelta al equipo". Quedaban sólo dos fechas, y había que abrochar el primer torneo de la temporada.

A partir de ese momento, la continuidad de Bengoechea comenzó a tambalearse. El presidente aurinegro conversó mucho, con mucha gente vinculada al fútbol. "Estoy preocupado", dijo Damiani, "el semestre que viene es muy importante, por el Clausura, el Uruguayo, la inauguración del estadio y la Copa", le confió a su grupo más íntimo..

Después de varias reuniones y muchas llamadas, ayer por la tarde se llegó a una decisión que será comunicada mañana oficialmente en el Consejo Directivo. Bengoechea sigue, pero con algunas condiciones.

Las últimas horas sucedieron con altos y bajos. Como si la dirigencia aurinegra estuviese encima de un carro de cualquier montaña rusa. Hubo varios temas que se trataron. Por ejemplo, las declaraciones de Juan Ahuntchain, el Director Deportivo, adelantando una conclusión que debía dar primero a los consejeros. Cayó muy mal. Hubo varios consejeros muy molestos por eso. Damiani se reunió con él y le hizo ver que ese no era el camino. Y que se espera más del Director Deportivo. En todo sentido. Más proactividad. Más incidencia en las contrataciones.

Ahuntchain también habló con varios consejeros, que se preocuparon por escuchar su opinión. Sostuvo que él entendía que había que seguir con el actual proceso, sin embargo, agregó que "el entrenador a veces escucha poco. a mí, al menos".

A partir de esa charla entre el Director Deportivo y Damiani, se establecieron pautas con él y se le pidió que las estableciera a su vez al entrenador. "Pautas de trabajo y ordenamiento", se dijo.

Mientras tanto, fue el propio Damiani que calmó a los que querían un cambio. Bengoechea no tenía todos los votos a favor.

Está claro que se espera más. Mucho más. "No se trata de que Peñarol juegue lindo, sino de que transmita lo que suele transmitir Peñarol. Que sea más protagonista", se dijo en la dirigencia.

En el balance de este semestre hubo luces y sombras respecto a las decisiones que tomó Bengoechea. Pidió a Albarracín. Rindió poco y nada. Pidió al Vasquito y hay mucha disconformidad con su rendimiento. Guillermo Rodríguez, no era su prioridad, y terminó solucionando problemas defensivos.

Bengoechea dijo que no necesitaba a Luque, y fue, bien o mal, el único futbolista veloz y explosivo que tuvo por afuera. Lo convencieron para que mantuviera a Palacios, y fue clave con sus goles decisivos como contra Fénix y ante Juventud.

También se le pedirá al técnico que no haga más pruebas en los clásicos del verano, y que los juegue con el máximo potencial. No es un tema menor, después de haber perdido los dos anteriores en el inicio de la pasada temporada.

Damiani entiende que hay que hacer algunos "ajustes" y que se van a hacer. Se va a respetar el proceso que se inició el pasado 5 de enero, pero eso no equivale a decir que todo debe seguir como hasta ahora.

El Director Deportivo, a iniciativa de los consejeros, va a marcarle pautas al entrenador, y una fundamental: "que el equipo transmita lo que históricamente transmitió Peñarol en cancha".

El martes por la noche se terminó la novela: sigue Bengoechea.

La pelota es del DT.

Hubo charlas y también (se presume) una reunión previa con Pablo Bengoechea antes de llevar el tema hoy ante el Consejo Directivo de Peñarol. La intención de la dirigencia es poner al técnico al tanto de todo. Y dejar las reglas claras en varios aspectos. Hubo unanimidad, es cierto, pero bajo ciertas condiciones. Habrá que ver si Bengoechea acepta o no los cambios de cara a la próxima temporada. Como dijo un consejero: "ahora la pelota pasó a tenerla el entrenador. Si él acepta....".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)