peñarol

Bengoecha ya tiene otra cara

Los aurinegros regresaron a entrenar de cara al último partido y mantienen intacta la ilusión de lograr el título. "En mi mente no hay otra cosa que ganarle a Juventud", dijo el DT.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Charla. Diego Forlán y Pablo Bengoechea conversando sobre el momento del equipo.

Peñarol volvió a trabajar en Los Aromos, en principio iban a hacerlo en doble horario, pero al final se decidió que lo hiciera solo de mañana. Se llevó a cabo un trabajo regenerativo. No hubo futbolistas sentidos tras el partido frente a Plaza, sólo Gabriel Leyes permanece en sanidad. Al delantero se la hará mañana la ecografía de control y si es normal recibirá el alta. 

Pablo Bengoechea hablo en conferencia y se lo notaba optimista y con otro animo que el sábado tras el empate con Plaza. El entrenador dijo que había pasado estas horas reflexionando sobre lo que ha vivido desde que llegó al club y sobre dónde está parado.

"Sabemos lo importante que son los próximos 90 minutos para lograr el objetivo de este semestre y a eso le vamos a apuntar", dijo Bengoechea, quien afirmó, a su vez, que iban a reforzar el factor anímico de los futbolistas y que necesitaban el apoyo de la gente."El domingo precisamos hacer un gran partido junto a nuestra hinchada, adentro y afuera de la cancha. Los jugadores precisan del apoyo de todos, nos tenemos que juntar todos los de Peñarol para hacer un gran partido", enfatizó.

Bengoechea dijo que había visto el partido de Nacional y que había ido a ver a Juventud, algo que solía hacer cuando jugaban los sábados. "Tenemos que llegar al domingo muy fuertes de animo, hacer el partido que nos alcance para lograr una victoria", insistió el técnico. "Nuestro mensaje va a ser no solo para los futbolistas, sino también para nuestra gente", dijo el entrenador refiriéndose a la charla con la que, como siempre, inició la semana. En la misma hizo hincapié en la necesidad de pensar solo en Peñarol, dejando de lado lo que pase con el resto.

"Lo que no hicimos ya no lo hicimos y no lo podemos cambiar, ahora hay que lograr el objetivo de la institución", afirmó el técnico. Y puso un ejemplo de lo que vivió como jugador en el año 1993, el primero del Quinquenio. "Esta situación ya la vivimos en el año 93, no sabíamos cerrar el campeonato y salimos campeones porque en la última fecha Danubio le gano a Defensor y nosotros empatamos con Cerro", contó.

Con respecto a que decisión tomaría en caso de no lograr el título respondió que lo analizará el domingo de noche, pero agregó que en su mente no cabe otra cosa que ganarle a Juventud de Las Piedras. 

El toque de color de la mañana lo dieron  como siempre las quinceañeras, a las que poco les importa el rendimiento del equipo. Y los jóvenes de tercero del liceo de Ansina, Tacuarembó, quienes de visita en Montevideo por dos días cumplieron sus sueño de conocer Los Aromos. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)