PORTUGAL

Benfica sigue sin poder ganar y perdió el liderazgo a manos de Porto

Las Águilas ganaban 2-0, pero el penúltimo en la tabla se lo remontó y los rojos siguen sin poder triunfar tras el largo parate por la pandemia. 

Benfica no está bien tras el regreso. FOTO: EFE.
Benfica no está bien tras el regreso. FOTO: EFE.

El Portimonense y Benfica empataron a dos goles en un partido que las 'águilas' tenían bajo control, con una ventaja de 0-2 en el minuto 31 que perdieron en los últimos 25, con lo que dejaron la puerta abierta al Porto para colocarse líder si gana su partido ante el Marítimo.

En un duelo accidentado, con lesiones de Alejandro Grimaldo y Jardel, el conjunto de Bruno Lage fue superior desde el primer momento, llevando el peso del encuentro, con ocasiones y goles. A la media hora ya vencía por un cómodo 0-2.

En el minuto 17, Pizzi conectó un gran zapatazo con la pierna izquierda tras un pase atrás de Rafa, que se internó en el área por la banda derecha, haciendo imposible cualquier intento del meta local, el japonés Shuichi Gonda. Trece minutos más tarde, un grave error del brasileño Lucas Possignolo, incapaz de despejar el balón, provocó el 0-2, obra de André Almeida.

Pese a la superioridad de las 'águilas', la lesión de su capitán, Jardel, en el minuto 24, ya presagiaba lo que sucedió en la segunda parte, ya que en el minuto 64 el lateral español Alejandro Grimaldo también se tuvo que retirar lesionado tras un duro choque con su compañero Cervi y con el ghanés Hackman.

El castigo para el Benfica llegó en forma de dos goles en apenas diez minutos, que le acabarían arrebatando dos puntos y que pudieron ser más si el árbitro hubiera decretado penal tras una mano en el área que dejó bastantes dudas y en la que el VAR tampoco entró.

En el minuto 65, el brasileño Dener conectó un potente remate de cabeza tras el saque de falta de su compatriota Tabata, ante el que nada pudo hacer el griego Odisseas Vlachodimos, quién corrió la misma suerte en el 76 cuando Júnior Tavares clavó el balón con potencia en la escuadra izquierda con un golpeo desde 30 metros.

El resultado para el Portimonense puede considerarse toda una gesta dada su posición en la tabla (penúltimo) y si bien permanece con 20 puntos, a cinco del siguiente rival, este resultado puede ser una inyección de energía para lo que le resta de temporada para el conjunto de Paulo Sérgio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados