CONMEBOL

Los beneficios económicos que pueden dejar las finales de Sudamericana y Libertadores

Luego del anuncio de que el Centenario albergará ambos partidos decisivos, un estudio de AUF y Conmebol prevé millonarios ingresos al país en noviembre.

Estadio Centenario
El Centenario volverá a ser el epicentro del fútbol sudamericano en 2021. Foto: Nicolás Pereyra

Que el Estadio Centenario iba a ser designado como sede de la final de la Copa Libertadores en noviembre próximo era un secreto a voces. Por eso no tomó desprevenido a nadie que Conmebol lo anunciara ayer sobre el mediodía uruguayo. Sin embargo, sí fue una grata sorpresa que también se otorgara al mítico escenario la definición de la Copa Sudmericana. Es, como primera cosa, una designación que debe enorgullecer al fútbol uruguayo, pero además tiene pinta de ser un muy buen negocio para el país.

Vayamos por orden cronológico. Ya temprano en la mañana comenzó a manejarse la posibilidad, porque Ignacio Alonso (presidente de la AUF) presentó al Ejecutivo de Conmebol la idea de que ambas finales se disputaran en Montevideo por dos razones: la facilidad que sería crear una única burbuja sanitaria (con su corredor correspondiente) y la proyección de una buena situación sanitaria para noviembre en Uruguay. La ponencia de Alonso fue respaldada por el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, y por unanimidad se aprobó la propuesta.

Por supuesto que quedan algunas dudas, como si efectivamente el gobierno uruguayo abrirá las fronteras para ese entonces y si ya el país estará en condiciones de afirmar que consiguió la inmunidad de rebaño buscada con las vacunas, pero no se debe soslayar que detrás de esta propuesta hay un apoyo implícito del gobierno nacional.

Hoy existe una muy buena interrelación entre AUF, gobierno y Conmebol, tres actores vitales para que el fútbol sudamericano haya conseguido la donación de 50.000 dosis de vacunas por parte de la farmacéutica china Sinovac. Por lo tanto, la AUF consultó al gobierno antes de presentar esta propuestas, que además es muy bien vista por el Poder Ejecutivo porque significará un ingreso importante para el país.

Los beneficios económicos

La pandemia ha pegado fuerte en la mayoría de los sectores económicos del mundo y Uruguay no ha sido la excepción. Reactivar la actividad económica es una de las premisas país, pero llevará tiempo. El ingreso de divisas desde el exterior puede ser un acelerador importante y la disputa de estas dos finales proyecta dejar millones de dólares en pocos días.

El sábado 6 de noviembre será el turno de que Montevideo reciba la final de la Sudamericana y el sábado 20 la de la Libertadores. De acuerdo a los cálculos proyectados por Conmebol y AUF, la disputa de ambos partidos le dejará a Uruguay un mínimo de 20 millones de dólares.

¿Cómo se llega a esa cifra? Se proyecta lo ocurrido en 2019 cuando la Libertadores se definió en Lima. Entonces, con público (la idea es que lo haya en el Centenario en ambas finales y al menos unas 30.000 personas), llegaron desde el extranjero a la capital peruana unas 20.000 personas que gastaron, en promedio, 500 dólares cada una durante cuatro días en el país. Allí hay 10 millones, pero como serán dos finales, se duplica.

No se descarta que la situación sanitaria en Uruguay mejore mucho y se pueda albergar a más gente, pero las predicciones se hacen con el escenario menos optimista.

A eso hay que sumarle que un contingente importante de personal de Conmebol estará durante un mes y medio en Montevideo para organizar toda la logística, por lo cual también significará actividad e ingresos para los rubros hotelería, restoranes y transporte, fundamentalmente.

Por todo esto la designación de Montevideo como epicentro del fútbol sudamericano en noviembre, porque aquí se definirán los dos torneos más importantes de clubes, no solo se transformará en visibilidad mundial para la ciudad, sino también un potencial acelerador de la reactivación económica del país.

MEJORAS

Aporte de Conmebol para el Centenario

Conmebol quiere que el Estadio Centenario sea la imagen del fútbol sudamericano hacia el Mundo con vistas al relanzamiento de la candidatura de Uruguay, Argentina, Paraguay y Chile como sede de la Copa del Mundo 2030. Es por eso que la casa del fútbol continental adelantará a la AUF una partida de 1,5 millones de dólares a fin de destinarlos a mejoras en el Centenario. Deberá verse como el mejor campo de juego del mundo, por lo cual se pondrá énfasis en mejorar el césped para presentarlo como una alfombra inmaculada en noviembre y también la red lumínica, además de algunas obras edilicias menores que mejoren el aspecto.

Se fortalece
AUF aumenta su peso político
Ignacio Alonso y Alejandro Domínguez

La relación entre el gobierno uruguayo, la AUF y Conmebol es inmejorable y esto no solo redunda en la concesión a Montevideo de la sede para las dos finales continentales de clubes, sino que también fortalece políticamente a Uruguay a nivel de fútbol sudamericano. En la AUF hay mucha satisfacción pues se entiende que se subió un escalón en el ranking político de la Conmebol.

Sedes 2022
Guayaquil y Brasilia
Estadio Isidro Romero Carbo de Guayaquil

Además de haber anunciado a Montevideo como sede de Libertadores y Sudamericana en 2021, el congreso de la Conmebol también designó las dos ciudades que albergarán las finales de 2022. Ese año la Sudamericana se decidirá en el estadio Mané Garrincha, de Brasilia, en tanto la Libertadores tendrá su partido final en el estadio Monumental de Guayaquil, Ecuador (foto).

Fan Fest montevideana
Será frente al Club de Golf del Uruguay
Rambla y Club de Golf

Como en todo evento importante del fútbol mundial, en Montevideo habrá una zona de Fan Fest, donde los fanáticos se podrán reunir para disfrutar en un marco distinto y de fiesta las finales. La zona geográfica ya está definida y será lejos del Centenario. Se eligió la explanada verde que se encuentra en la Rambla y Bulevar Artigas, frente al Club de Golf del Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados