Peñarol

En Belvedere está todo listo para la fiesta

La tribuna fue refaccionada, los pulmones están listos; y la cancha es un billar.

La calle Belvedere estaba muy tranquila ayer a media tarde. El único movimiento era el de algunas madres que iban a buscar a sus hijos al Centro de Educación Inicial, "Pillín" que funciona en la última casa, contra el muro del estadio de Liverpool.

La calle Belvedere tiene solo una cuadra de largo, nace en Carlos María Ramírez y muere en el portón del estadio por el que deberán ingresar el domingo los 600 socios de Peñarol. Los únicos carboneros habilitados para ir a ver el partido deberán recorrer esa coqueta cuadra, de casitas bien pintadas, tanto cuando lleguen como cuando se vayan del escenario.

Peñarol regresará a Belvedere después de ocho años. La última vez fue el del 13 de abril de 2008, el partido correspondía al Clausura, y esa vez, Peñarol cayó por 4 a 3.

Las últimas visitas de los carboneros no le traen buenos recuerdos a Ángel Martínez, el canchero de Belvedere, pues hubo roturas en las tribunas y los baños. Esta vez, el hombre, que trabaja hace 15 años en la institución, confía que no pase nada, sobre todo porque serán muy pocos los visitantes.

Esta vez se les dará solamente una tribuna, la que sería la Olímpica en el estadio Centenario. Allí se colocaron 110 metros de alambrado nuevos, del más fuerte, así como columnas y un sobre piso. Las gradas fueron pintadas. Y ya se han colocado los dos pulmones en la cabeceras, aunque la que sería la Amsterdam no fue habilitada.

La cancha es un billar y es Ángel el encargado de cuidarla. Y también de regarla, cosa que hace con regadores que no son automáticos. El canchero los va cambiando de sector para que todo el campo reciba agua. En primavera y verano la riega todos los días, para lo que necesita unos 40.000 litros de agua y realiza la mitad del trabajo por la mañana temprano y la otra de tardecita. En invierno el riego se lleva a cabo solamente una vez por semana o dos, según si ha llovido o no.

Las 600 entradas para los socios carboneros se ponían a la venta este mediodía en los locales de la red Abitab y desaparecieron en pocos minutos. Las 3.500 destinadas a los hinchas negriazules se venderán en la sede del club. Y por más que los socios de Liverpool ingresarán gratis, solo ellos pueden adquirir los boletos, a dos por cabeza. La intención de esta medida es que los hinchas de Peñarol no puedan comprar boletos destinados a los negriazules.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)