INTERNACIONAL

Bayern Múnich ganó la Supercopa de Alemania tras vencer 3-1 al Borussia Dortmund

El duelo de arttilleros entre Lewandowski y Haaland fue para el polaco, que marcó un doblete y fue la figura del partido. Müller hizo el restante de los bávaros y descontó Reus. 

Un doblete de Lewandowski encaminó la final para el Bayern de Múnich. Foto: EFE.
Un doblete de Lewandowski encaminó la final para el Bayern de Múnich. Foto: EFE.

Bayern Múnich venció 3-1 a Borussia Dortmund en la final de la Supercopa de Alemania. El encuentro de disputó en el Signal Iduna Park, la casa de los negriamarillos y enfrentó al conjunto campeón de la Bundesliga 2020/21 con el ganador de la Copa Alemana, mejor conocida como DFB-Pokal. Los dirigidos por Julian Nagelsmann se impusieron con goles de Robert Lewandowski (doblete) y Tomas Müller. Para el elenco local descontó Marco Reus.

Tras obtener el triunfo, el conjunto bávaro levantó esta copa por décima ocasión luego de los títulos obtenidos 1983, 1987, 1990, 2010, 2012, 2016, 2017, 2018 y 2020. 

A los 41 minutos de juego llegó la jugada que rompió la paridad en el clásico alemán: Gnabry desbordó por el sector izquierdo, envió el centro y quien ingresó por el centro para finalizar la jugada fue Lewandowski, que no falló de cara al arco rival y anotó el 1-0. 

En el inicio del complemento (49') se repetiría la fórmula del éxito en el conjunto de Nagelsmann: Gnabry sacó ventaja con su velocidad por el sector derecho, envió el centro y Lewandowski alcanzó a conectar con el taco, pero Kobel logró desviar la pelota y se la dejó servida a Müller, que con el arco a su merced anotó el segundo. 

Pero la reacción del local no tardó en llegar ya que 14 minutos más tarde el Borussia Dortmund llegaría al empate por intermedio de su capitán: Bellingham le cedió la pelota a Reus y éste, desde afuera del área, sacó un remate potente que se tornó inalcanzable para Neuer. 

Marco Reus festeja el descuento de Borussia Dortmund. Foto: EFE.
Marco Reus festeja el descuento de Borussia Dortmund. Foto: EFE.

Cuando el partido estaba parejo y el Dortmund hacía mérito para alcanzar el empate, un error a nivel defensivo del anfitrión terminó definiendo el encuentro: la pelota le quedó en los pies a Lewandowski y el artillero no dudó en anotar el segundo en su cuenta personal para liquidar el trámite.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados