champions league

Real Madrid va otra vez por la orejona

En un dramático partido en el Santiago Bernabéu, Real Madrid y Bayern Múnich empataron 2-2, resultado que clasificó a los merengues a la final de la Champions League por tercera temporada consecutiva y ahora van en busca de la decimotercera orejona en Kiev el 26 de mayo.

Real Madrid empató 2-2 con Bayern Múnich y clasificó a la final de la Champions League. Foto: AFP.
El empate 2-2 entre Real Madrid y Bayern Múnich en el Santiago Bernabéu.

Real Madrid buscará su decimotercera Champions League tras clasificarse ea la tercera final consecutiva pese a empatar 2-2 con el Bayern Múnich en la vuelta de semifinales del torneo continental, con doblete de Benzema sellando un 4-3 en el global de la eliminatoria, con sufrimiento mediante.

Luego de un comienzo de partido favorable al visitante, el Bayern aprovechó ese gran inicio y se adelantó con un gol de Joshua Kimmich a los 3 minutos de juego, pero a los 11' apareció el héroe madridista de la noche del Bernabéu, Karim Benzema, quien de cabeza aprovechó en el área y venció la resistencia del arquero rival para anotar su primer tanto en el encuentro.

Y precisamente Sven Ulrich fue el protagonista del segundo gol locatario, ya que a los 46', falló a la hora de parar un pase hacia atrás y Benzema estaba donde tienen que estar los goleadores para solamente tener que empujar la pelota, poner el 2-1 y hacer delirar a todos los fanáticos madridistas.

Ya con la tranquilidad del 2-1, resultado que obligaba al visitante a convertir por lo menos dos goles para avanzar a la final, el rendimiento merengue no fue el mejor y los de Jupp Heynckes se fueron con todo en busca de esos tantos para intentar la remontada.

Fue así que a los 63', el colombiano James Rodríguez, ex jugador de La Casa Blanca, puso el 2-2 luego de un rebote para ponerle también un manto de incertidumbre al final del encuentro en la capital española.

El partido fue un auténtico intercambio de golpes entre dos equipos volcados en ataque, aprovechando el sufrimiento mutuo en defensa.

Pero tras el segundo gol, Bayern Múnich siempre fue por más y terminó convirtiendo en gran figura al costarricense Keylor Navas, quien evitó en varias oportunidades una nueva caída de su arco, algo que si ocurría, dejaba eliminado al Real Madrid.

El tercer tanto alemán no llegó y, sufrimiento mediante, los merengues sellaron el definitivo 4-3 en la serie, se metieron por tercera vez de manera consecutiva en la final de la Champions League y ahora, irán en busca de su decimotercera orejona el sábado 26 de mayo en Kiev ante el ganador de la eliminatoria que definirán este miércoles Roma (2) y Liverpool (5) en el Estadio Olímpico de la capital italiana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º