NACIONAL

Las baterías están puestas en Almada

El técnico llegó ayer a Uruguay y se busca tener una reunión con él; tiene contrato en Ecuador hasta 2019. 

Almada
FOTO: Archivo El País. 

Ya con la asunción del nuevo presidente José Decurnex, que se realizará hoy, a las 13:00, en la sede, las decisiones importantes se empezarán a tomar en Nacional. Una de ellas, quizás la más destacada, se empezó a gestar y es la elección del nuevo técnico tras el alejamiento de Alexander Medina.

Hay diferentes planes, pero el apuntado en primera instancia es Guillermo Almada. El entrenador de 49 años, actualmente tiene contrato vigente con Barcelona de Guayaquil hasta diciembre de 2019.

El tema ya lo están manejando Decurnex, el vicepresidente Alejandro Balbi y el nuevo mánager, Iván Alonso.


URUGUAYO. Como lo establecieron en la campaña electoral, lo primero que hizo el grupo de Compromiso Nacional es generar un perfil del técnico que querían, y el que encajó fue Almada, quien en su carrera dirigió a Tacuarembó, River Plate y Barcelona.

El entrenador llegó ayer al mediodía a Uruguay, ya que empezó las vacaciones en Ecuador luego de quedar afuera de la definición pese a terminar segundo en la tabla acumulada. El título lo dirimen Liga de Quito y Emelec.

Nacional buscará avanzar en una reunión con el uruguayo cuanto antes. De hecho, ya tienen decidido que la respuesta debe ser concreta, porque no quieren perder tiempo.

Es que los tricolores pretenden empezar con la pretemporada el 2 de enero. Oficialmente el primer partido será la final de la Supercopa Uruguaya contra Peñarol.

Precisamente, los aurinegros en un par de oportunidades ya sondearon a Almada bajo la presidencia de Juan Pedro Damiani. La última vez fue antes de contratar a Ramos.

El hecho de tener dos niños pequeños, uno de ellos bebé -Guillermina y Gabriel-puede ser importante a la hora de tomar una decisión. Además, después de cuatro años en uno de los equipos más grandes de Ecuador, Almada tendría intención de cerrar un ciclo y buscar un nuevo desafío.


PANORAMA. La primera traba que tendrá la gestión por la llegada de Almada a Nacional es su situación contractual con Barcelona, equipo que está muy a gusto con el desempeño del entrenador uruguayo.

Todavía le queda un año de contrato y si bien tiene una cláusula de salida, en la misma se establece que Barcelona puede igualar una posible oferta y el técnico, en ese caso, debería quedarse.

Según señalan desde Ecuador, Barcelona está dispuesto a todo con tal de retener al técnico que los llevó a una semifinal de América y que les hizo volver a ganar un título en la liga de Ecuador en 2016.

El único que podría destrabar este tema sería el propio involucrado, en gestiones con los directivos.

Por otro lado, Barcelona no está atravesando un buen presente económico, con un déficit que trepa casi a los 40 millones de dólares (por ejemplo, la FIFA le quitó al club seis puntos por una deuda con el jugador Damián Díaz, que lo sacó de la Libertadores para jugar Sudamericana). Este hecho, la falta de unidad dentro de la institución y un desgaste natural después de tanto tiempo son factores que pueden jugar a favor para que Almada sea el nuevo DT tricolor.

Por otro lado, es un técnico considerado caro (tiene un muy buen salario en Barcelona, imposible de igualar para los tricolores), por lo que ese factor juega en contra, teniendo en cuenta la situación económica de Nacional y la idea de bajar el presupuesto institucional partiendo del plantel y el cuerpo técnico.

“Es un muy buen entrenador. Ha logrado quedarse mucho tiempo en un equipo complicado como Barcelona. Generalmente en equipos grandes en Ecuador, los técnicos se van a la primera temporada y Almada se ha quedado casi cuatro años y con la posibilidad de continuar. La gente lo quiere y lo respalda”, opinó el periodista Santiago Guerrero, del portal Bendito Fútbol.

No es un detalle menor que Almada ya tiene diagramada la pretemporada para 2019 que será, precisamente, en Uruguay. Tan así que es uno de los posibles equipos para el cuadrangular amistoso de verano.

Dos técnicos argentinos y un par de uruguayos más completan la lista de posibilidades para dirigir a Nacional.

Un estilo de juego definido
Foto: AFP.

Guillermo Almada nació en Montevideo hace 49 años. Como jugador empezó en Defensor Sporting y defendió a 12 clubes, tres de ellos del exterior: O’ Higgins de Chile, América de Cali de Colombia y Aurora de Guatemala. Como técnico dirigió a Tacuarembó, River Plate y está en Barcelona. Darwin Quintana es su ayudante técnico, Rubens Valenzuela el preparador físico y el exjugador Nelson Tapia el entrenador de arqueros. Es un técnico estricto, trabajador, que no deja detalle librado al azar. Si es necesario entrena hasta doble o triple horario. En cuanto a su juego, la gusta la presión alta, que los extremos lleguen a definir y el buen juego. Está catalogado como un entrenador moderno. En Ecuador destacan su sinceridad y frontalidad para manejarse con sus futbolistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)