AUF

Batalla política contra Nacional y Peñarol

Algunos clubes no quieren que los grandes tengan representantes en el Consejo Ejecutivo de la AUF.

Alejandro Balbi, Wilmar Valdez, Edgar Welker y Roberto Pastoriza. Foto: Gerardo Pérez
Alejandro Balbi, Wilmar Valdez y Edgar Welker. Foto: Gerardo Pérez

Mandamos nosotros”, dijo un importante dirigente que asistió a la reunión de los clubes en desarollo que se convocó para hablar del futuro político de la AUF. La contundente respuesta llegó como respaldo a la intención que persiguen de lograr un Ejecutivo sin representantes de los equipos grandes. Dicha postura, en consecuencia, empieza a radicalizar más las partes y lleva el terreno de la discusión política a una contienda diferente.

La pugna por cambiar el fútbol, por incorpar ideas nuevas para lograr una superación económica y una transformación absoluta podría quedar un poco de lado por la tesitura de algunos directivos de armar un Consejo Ejecutivo similar al que terminó liderando Sebastián Bauzá.

Dicho de manera sencilla: se viene una pulseada grande contra Nacional y Peñarol. El resultado, en consecuencia, es incierto. Hoy no parece sencillo que los grandes se muestren dispuestos a permitir un gobierno sin su presencia. Además, a juzgar por lo que señalan directivos de ambas instituciones, algunos clubes en desarrollo tampoco verían con buenos ojos que el liderazgo de la AUF lo tomen, por ejemplo, Defensor Sporting, Danubio y Liverpool.

Fuentes de las clubes que asistieron a la mencionada reunión clubista destacaron que no todos los participantes se mostraron tan proclives a la constitución de ese Ejecutivo. Lo que deja en evidencia que esto será un elemento de vital importancia en la dilucidación de lo que puede ocurrir el 31 de julio, día del acto eleccionario.

La corriente de los grandes, además, está haciendo ver a otros dirigentes el error enorme en el que se caería si el nuevo estilo de conducción que se quiere imponer se lleva adelante sin el actual presidente de la AUF.

Los puntos sobre los cuales se hace mucho hincapié son aquellos que tienen que ver con la gravitación que logró Uruguay tanto en la Conmebol como en la FIFA.

La salida de Wilmar Valdez le permitiría a otros países, particularmente Argentina que ya lo ha solicitado, ocupar los espacios vacíos.

Los grandes aseguran que sería un error tirar abajo la proyección internacional ganada por estos dirigentes y sería nefasto dejar de lado la relación de amistas de Valdez con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

Sin perjuicio de este movimiento, lo que no se puede negar es que se ha formado un grupo fuerte, una especie de alianza que procura sacar a Valdez de la AUF. Allí están Defensor Sporting, Liverpool, River Plate, Racing, Danubio y Wanderers. Quizás los bohemios en un segundo escalón, más moderado, pero resuelto a que el fútbol se gobierne de manera diferente.

El problema es que la alianza no está empujando el cambio con un solo candidato y que esa división por Eduardo Abulafia y Arturo Del Campo permitiría que Valdez llegue a una segunda vuelta con seis o siete votos.

Esto significa que Del Campo o Abulafia deberían bajarse de la lucha política en la segunda vuelta y que Valdez pierda el apoyo de algún equipo para que la alianza llegue a los 12 votos que se necesitan para cambiar de presidente.

La sospecha de que algunos dirigentes puedan moverse según el interés que persiga la empresa Tenfield, ha sido descartada por varios clubes con la siguiente afirmación: “No quieren participar”.

Cambio en secretaría general:

Si bien los dirigentes de los grandes esperan poder analizar todas las propuestas, es un hecho que hoy por hoy están volcados mayoritariamente hacia la permanencia de Wilmar Valdez. El tema de la conservación del lugar ganado en la AUF no será negociable bajo ningún concepto, lo que fortalecería la unidad. Además, en filas de Nacional no hay reparos para la solicitud de Peñarol de quedarse con la secretaría general. Detrás de aurinegros y tricolores irían -en principio- Rampla Juniors, El Tanque, Fénix, la Divisional B. Torque, que espera escuchar las propuestas, también podría sumarse a este grupo para que la AUF no pierda peso político internacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º