INGLATERRA

La batalla continuará en Londres

Un atrevido Liverpool no pudo pasar del empate ante Chelsea; Courtois fue clave.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Zaguero. Emre Can jugó de defensa y se las vio con Costa. Foto: Reuters

La valiente apuesta de ayer de Brendan Rodgers ante el Chelsea de Mourinho le funcionó a medias a Liverpool. El DT "red" preparó una línea de cinco con el talentoso Markovic como carrilero y al volante Emre Can como zaguero, ambos mediocampistas fuera de su posición habitual.

El experimentó comenzó mal, con el turco derribando a Hazard dentro del área, provocando un penal infantil que el propio belga transformaría en el 1-0. En la segunda mitad, Liverpool se convirtió en un huracán sobre el área rival que no terminó en goleada porque el arquero Courtois tuvo una espléndida noche, sacando todo lo que se le planteó.

Nada pudo hacer con el buen remate cruzado con el que Sterling puso el 1-1 definitivo después de madrugar a toda la defensa de un Chelsea al que se le vio muy confiado en ser finalista en su cancha dentro de una semana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º