ELIMINATORIAS

Batalla de los Andes

Uruguay busca más puntos que lo acerquen al Mundial de Rusia, ante Chile.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo El País

Aquí en Santiago algunos medios hablan de clásico. Parece mentira, ¿no? Pero es así. Los chilenos han crecido en todo y ser los actuales bicampeones de América los hizo dar un paso más y tomar este duelo con Uruguay como si fuesen argentinos o brasileños. Cosas del fútbol, claro. Pero lo tomen como clásico o no, lo cierto es que los últimos enfrentamientos han sido "picantes", con mucha presión, con más peleas que goles y más encontronazos que fútbol.

Tabárez ya bajó la pelota en Montevideo y Pizzi la puso contra el piso en Santiago. Los dos entrenadores se dedicaron a hablar de fútbol, no de roces o empujones.

Uruguay llega a este nuevo desafío en busca de puntos. Como lo vino haciendo a lo largo de esta Eliminatoria. Así sucedió en La Paz, cuando derrotó por primera vez en la historia a Bolivia; pasó en Recife, donde le remontó un 0-2 a Brasil; y volvió a sumar en donde jamás había sumado, en la difícil Barranquilla ante Colombia, con un recordado 2-2 a puro corazón.

Esa es la meta: sumar. Dar un paso más hacia la clasificación del Mundial de Rusia 2018. Avanzar en el largo camino, si es posible, con un triunfo, aunque no caería del todo mal un empate.

Chile llega entonado por su empate en Barranquilla y por esos dos puntos que recuperó ante Bolivia, pero también llega motivado por lo que se apuntó antes, por creer que está ante un clásico rival.

La presión es grande. En todo sentido. Porque la afición chilena se acostumbró a ganar y quiere que su selección se haga fuerte en casa, que venza a rivales de fuste y vaya si La Celeste lo es.

Pero también se recuerdan las últimas "batallas", en donde hubo más palabras que jugadas, más empujones que pases y más insultos que aplausos.

Esa rivalidad fue creciendo con el tiempo y se agudizó en los últimos enfrentamientos porque, generalmente, terminaron con clima caldeado fuera y dentro del campo de juego.

En la Eliminatoria 2014 se picó. Chile venció con goles de Esteban Paredes y Eduardo Vargas, pero cerca del final Gonzalo Jara y Luis Suárez mantuvieron un partido aparte. Ese mismo año, pero en noviembre, un amistoso finalizó con insultos y silbidos. Chile ganaba con gol de Alexis Sánchez, pero la reacción celeste no se hizo esperar. Rolan y el "Tata" González lo dieron vuelta, con festejo para la tribuna del volante señalando las cuatro estrellas sobre el escudo de la AUF.

En los cuartos de final de la Copa América de Chile se desató una verdadera hecatombe después de los insultos de Jara a Cavani, el famoso "dedo" del defensa y la roja al delantero uruguayo.

La última "batalla" se dio en el Centenario. Fue goleada de Uruguay y final para la era Sampaoli. También se jugó con clima espeso.

¿Clásico? No. Pero picante sí, por eso los puntos pueden ser clave detrás de Los Andes.


LAS CLAVES


1.Defensa

Uno de los secretos de esta campaña de Uruguay en las Eliminatorias, ha sido su defensa. Ha tenido un rendimiento superlativo en los partidos más exigentes, y cuando le tocó salir del Centenario, también se paró a pie firme. Aguantar los primeros minutos de cada tiempo será vital para trasladar el nerviosismo a la tribuna.

2.Presión

Los chilenos tienen una enorme presión ante la salida rival. Superar esa zona, puede cambiar el juego y el trámite. La tarea de los volantes celestes será titánica. No sólo por la buena técnica de los rivales, sino también por la dinámica que imponen a lo largo del partido. El juego se define en el trabajo del mediocampo.

3.Ataque

Uno de los fuertes de la selección uruguaya es su poderío ofensivo. Luis Suárez es el líder de un avance que mete miedo a los rivales. Habrá que ver cómo llega y de qué manera, pero La Celeste complica y mucho a sus rivales. De visitante, le marcó dos goles a Bolivia, a Brasil y a Colombia. No le anotó a la Argentina.

Sequía de goles en Santiago

En los choques ante Uruguay, además, las estadísticas son favorables para los trasandinos y todos hoy se hacen eco de esos números.

A lo largo de las Eliminatorias y en Santiago, Uruguay y Chile se han enfrentado en siete ocasiones, todas en el Estadio Nacional, donde se habrá de jugar esta noche. En esos partidos La "Roja" casi siempre salió airosa, ya que Uruguay sólo venció una sola vez.

Fue en la Eliminatoria para el Mundial de Corea y Japón 2002, por 1 a 0 con gol en contra de Ítalo Díaz. Es que, aunque parezca mentira, La Celeste solo pudo marcar dos goles en partidos oficiales y eso que cuenta (desde hace seis años) con una de las duplas más temibles del Mundo: Luis Suárez y Edinson Cavani. Los números fríos demuestran una supremacía chilena, pero esta selección se ha encargado de romper mitos: La Paz, y Barranquilla, por ejemplo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados