EN SUIZA

El City goleó y puso un pie en cuartos

El Manchester City cumplió con los pronósticos y superó al Basilea en Suiza. En quizás la serie más desequilibrada de los octavos de final, los de Pep Guardiola se despacharon con un contundente 4-0 y piensan en cuartos de final.

Sergio Agüero, Kevin De Bruyne y Bernardo Silva. Foto: AFP
Vea el VIDEO: El City goleó y piensa en cuartos de final.

Con la Premier League prácticamente en el bolsillo, la clasificación para la final de la Copa de la Liga conseguida y todavía vivo en la FA Cup -se enfrenta el lunes en la quinta ronda al modesto Wigan Athletic-, la pelea de los 'Citizens' por el ansiado póquer de títulos este curso pasaba por volver de Suiza con un resultado positivo.

Después de dejar en el camino a Nápoles, Feyenoord y Shakhtar Donetsk en la fase de grupos, los pupilos de Guardiola, uno de los cinco representantes de la Premier en octavos, visitaban el estadio St. Jakob-Park para medirse con el que era considerado como uno de los equipos más débiles del bombo.

Con la moral por las nubes tras golear 5-1 al Leicester en liga hace tres días, el City regresó a la Champions.

La resistencia de los suizos no tardó en resquebrajarse: apenas 13 minutos. Tras un primer aviso de cabeza de Gündogan que se marchó alto, el internacional alemán anotó con su segundo cabezazo al anticiparse a su marcador en un córner por De Bruyne.

Sin apenas tiempo para la reacción llegó el segundo del City, obra de Bernardo Silva, quien se aprovechó de que la zaga se fue persiguiendo a Agüero y recibió en el segundo palo y, con todo el tiempo del mundo, lo controló y sacó zurdazo sutil que pasó por encima del arquero y subió el 0-2 al marcador.

Agüero, que ya había gritado gol en cuatro ocasiones el sábado, se sumó a la fiesta en el minuto 22, después de que la pelota le quedara tras una conducción de Fernandinho y soltara un latigazo al palo derecho del golero y este hiciera de estatua.

Pareció que el Basilea salió con otro carácter al segundo tiempo, pero fue un mero espejismo, ya que, tras una gran ocasión con un buen disparo de Riveros que obligó a volar a Ederson, el City golpeó por cuarta vez.

Gündogan, el mejor esta noche, se apuntó el segundo gol en su cuenta personal con un magistral disparo desde la frontal del área que se fue cerrando hasta quedar fuera del alcance de Vaclik.

Movió fichas entonces Guardiola y, sabedor de que el duelo estaba sentenciado, dio descanso a De Bruyne y a Sterling y sacó a David Silva y Sané, dos futbolistas que acaban de volver tras sendas lesiones. 

No llegó ni el primero de los 'Rotblau' ni el quinto de los 'Citizens', y el marcador del St Jakob-Park no se volvió a mover, mostrando una convincente y merecida victoria de los ingleses por 0-4 con la que se aseguran prácticamente su presencia en cuartos de final a falta de un partido de vuelta que parece intrascendente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)