DESDE EL ARCO

El trabajo y la base, no los saldos

JOSÉ MASTANDREA

José Mastandrea

Si no fuese porque Peñarol está primero en la tabla con puntaje perfecto, uno podría suponer (con todo respeto) que se está mirando la tabla del descenso con Fénix, Progreso y Cerro Largo en los puestos de vanguardia. Se dio vuelta la taba, sin dudas, y hoy, aquellos equipos que pelean habitualmente por no descender están peleando por el primer lugar en el Torneo Apertura. Cosas del fútbol uruguayo, porque ni Nacional ni Defensor Sporting aparecen arriba, por el contrario, están bastante lejos de los de arriba, con solo tres puntos en cuatro fechas.

¿Quién iba a decirlo, no? Y eso es lo lindo de este deporte. Cualquiera le puede ganar a cualquiera y no pesa, como en otras disciplinas, la diferencia económica o el poderío deportivo. En cancha son once contra once y no hay vuelta atrás. Después que empieza a rodar la pelota, todo se empareja y gana el que haga mejor las cosas.

Pesa sí, el juego colectivo, el funcionamiento asociado y también pesan las individualidades.

No es casualidad que Peñarol y Fénix se luzcan cada fin de semana. Mantuvieron a sus entrenadores y a los pilares de cada uno de los equipos. Es lógico que jueguen más que el resto que se armó con saldos y retazos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)