peñarol

Barrera no se presenta a las elecciones

El dirigente aurinegro no será candidato ni a la presidencia del club ni participará en lista alguna. La decisión se la comunicó a Juan Pedro Damiani y a todos quienes impulsaban su participación en las elecciones de diciembre próximo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Barrera decidió dedicarse a su trabajo y a la familia

El dirigente Jorge Barrera tomó la firme decisión de no presentarse a las próximas elecciones de Peñarol, ni como candidato a presidente ni como integrante de lista alguna. En diálogo con Ovación confirmó que su postura ya fue comunicada al presidente Juan Pedro Damiani y a todas las personas con las que trabaja de manera cercana y le habían propuesto presentarse al acto electoral de diciembre próximo.

Barrera no descartó seguir trabajando por el club de sus amores, aunque en ese caso dependerá de que quienes gobiernen en el futuro entiendan que sus conocimientos profesionales pueden servir a la institución. "Si me precisan siempre estaré allí", aseveró.

-Desde hace ya algunas semanas se le menciona como el factible
candidato a la Presidencia de Peñarol. Pero todavía no hay confirmación oficial de su voluntad de ser candidato. ¿Cuándo lo va a hacer?
-Yo dije, cuando me preguntaron si iba a ser candidato, que significaba un gran honor que mucha gente con la que he trabajado en estos años en el club y que un número importante de socios considerara que yo era la persona indicada para conducir los destinos de la institución en los próximos tres años. Pero también dejé muy en claro que no tenía una decisión tomada al respecto y que no me pronunciaría hasta no haber hablado con mi familia y no haber sopesado lo que una candidatura podría suponer para mí desde la perspectiva profesional y cuáles eran los tiempos que le podría dedicar
diariamente a Peñarol.

-¿Y cuándo va a tener esa definición?
-Ya la tengo.

-Entonces, ¿va a ser candidato?
-No. He decidido, por razones familiares, profesionales y de dedicación
temporal, no ser candidato a ocupar ningún cargo en el próximo Consejo Directivo de Peñarol.

-¿Ya se lo ha comunicado a sus compañeros?
-Sí, en estas horas me he comunicado con quienes trabajo con mayor cercanía y me habían propuesto ser candidato.

-¿Por qué ha tomado esa decisión?
-Tengo una familia, debo pensar en ellos y en lo que representaría para nosotros, como familia, que yo fuese candidato y eventualmente presidente de Peñarol. No podría dejar de considerarlos en una decisión tan relevante. Pero además, yo estoy al frente de una firma profesional de abogados y soy responsable por quienes trabajan en ella y sus familias, así como por los clientes que confían en nuestro equipo. En este país falta muy poco para que comience a aplicarse el gigantesco cambio normativo y cultural que representa el nuevo Código del Proceso Penal, y mi presencia y compromiso con quienes integran mi equipo y con los clientes de mi estudio va a requerir, en los tiempos que se avecinan, de una dedicación horaria extraordinaria. Y con todo lo mucho que amo a Peñarol, tengo responsabilidades con mi familia, con quienes trabajan a mi lado y mis clientes que debo enfrentar con la mayor dedicación. El estudio jurídico y las actividades profesionales están creciendo y requieren más tiempo de mi parte. A su vez desarrollo actividades académicas tanto en la Universidad de Montevideo, como en el exterior en la Universidad de Piura y en la
Universidad Austral. Eso me ha determinado que me sea incompatible con el tiempo que requiere ser presidente de Peñarol y decidí no solamente no ser candidato a la Presidencia de Peñarol, sino también a no integrar lista alguna para el Consejo Directivo en las elecciones de este año.

-¿Ha comunicado esta decisión a Juan Pedro Damiani?
-Sí. Por supuesto que lo hable con él.

-¿Y él que le dijo?
-Yo tengo una enorme deuda de gratitud hacia Juan Pedro. He provenido de raíces cataldistas, siempre fui admirador de Cataldi y lo quise mucho, pero cuando Damiani fue electo presidente, me propuso ser delegado del club ante de la AUF. Fue un enorme gesto de confianza que he tratado de devolver en estos nueve años trabajando duro por el club. Juan Pedro me pidió luego que asumiera la Vicepresidencia de la AUF, y eso me dio la posibilidad de
aprender, de aportar desde otros ámbitos, y de tener una visión macro del fútbol uruguayo que me sirvió de mucho en los años siguientes. Y cuando podría haber seguido en dicho cargo más tiempo, renuncie y lo hice convencido de que había que completar una tarea que permitió profesionalizar al club, pasar de 9 mil a casi 100 mil socios, reconvertir las formativas del club y trabajar para hacer que el viejo sueño del estadio propio se volviera realidad. Fue Juan Pedro quien me pidió que le acompañara en la cruzada de la creación de la Liga Sudamericana de Clubes, una experiencia exitosa por donde se la mire, porque permitió que los clubes cobraran más dinero por su participación en las copas internacionales y porque devolvió a las instituciones un peso que habían perdido en el concierto continental, incorporándose a trabajar dentro de Conmebol en la creada recientemente Comisión de Clubes con quienes clasifiquen de fase de grupos de Libertadores.

-¿Quién va a ser el candidato del oficialismo, entonces? ¿Walter Pereyra? ¿Catino?
-No seré yo quien lo defina. No me corresponde. Lo que yo he definido es hacer un impasse. No postularme ni a la Presidencia ni a ningún cargo directivo en las próximas elecciones.

-¿Eso quiere decir que cuando termine este período se aleja del club?
-Yo amo a Peñarol. Y como creo en la vida eterna, creo que el amor al club es eterno. Mi sentimiento por Peñarol no va a cambiar por estar o no dentro del club. Todos los que me conocen saber que si el club entiende que mis conocimientos profesionales pueden servir a la institución, siempre estaré allí donde Peñarol entienda oportuno que debo estar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)