PEÑAROL

Barrera pegó el grito

El presidente cesó a Gonzalo De los Santos y le pidió explicaciones tanto al “Tío” Sánchez como a Diego López.

Jorge Barrera decidió dedicarse a su trabajo y a la familia
Foto: Gerardo Pérez

De urgencia, ayer al mediodía, Jorge Barrera convocó en su despacho del Palacio Peñarol a Gonzalo De los Santos, Carlos Sánchez y Diego López. El presidente cortó con sus actividades diarias para enfocarse en la estructura deportiva ante esta crisis que tiene a maltraer al equipo.

En dicha reunión, el presidente tomó su primera medida drástica desde que asumió el cargo. Le comunicó al “Gaucho” que el club no contará más con sus servicios. Le detalló los motivos y dio por terminado su ciclo. Vale recordar que De los Santos había asumido como Director Deportivo a inicios de 2017 y en más de una oportunidad su labor fue cuestionada, incluso por el propio Barrera. Esta decisión no pasó por el Consejo Directivo de la institución. Si bien hasta ahora el mandamás aurinegro buscó decidir todo por medio de consenso, esta mochila decidió cargarla él solo.

“Entiendo que su trabajo no tiene razón de ser. Si no son capaces de influir en las decisiones que tiene el técnico, su cargo está de más. Fue lo que se les pidió en su momento, y en base a eso, continuó ‘Leo’ Ramos. He dicho que no creo en esto desde que vino el primer gerente deportivo. Si las cosas continúan así, voy derecho a estrellarme. En el intercambio de opiniones, no todos están de acuerdo con eso, la mayoría cree en una estructura deportiva y lo respeto”, manifestó Gervasio Gedanke en 2017 cuando era secretario general del club. Los cortocircuitos venían desde hace rato. Ya desde el gobierno pasado su trabajo venía siendo mirado con lupa.

Voz. Los tres citados se fueron en silencio del Palacio. El único que tomó la palabra fue Barrera. “Le pido perdón al hincha de Peñarol. Los hinchas y los socios no merecen estar sufriendo por lo que le ocurre al equipo”, dijo.

“Tenía que tomar decisiones que beneficiaran al club. Era mi obligación conversar con el área deportiva. Todavía estamos a tiempo de pelear en el medio local. Hoy la única obligación que tenemos es la obtención del bicampeonato”, agregó.

Además, el presidente manifestó que también se comunicó con el capitán Cristian Rodríguez: “Hablé con el ‘Cebolla’ sobre este momento de Peñarol. Esta fue una decisión tomada en un momento de crisis y cuando el presidente tiene que estar a la altura. Tomé una determinación que consideraba apropiada. Creo en el consenso, pero en este momento debía asumir esta responsabilidad”.

Con el despido del “Gaucho”, Peñarol formará ahora una comisión de fútbol. Este grupo lo integrarán seis personas: dos del oficialismo, dos del Movimiento 2809 y dos de Sentimiento 1891.

Este sector tendrá ahora la responsabilidad de servir como nexo entre el Consejo Directivo y la estructura deportiva.
De acá a fin de año, ahora, el aurinegro buscará un nuevo Director Deportivo.

Distantes. Otro de los motivos, no menor, que llevaron al alejamiento de De los Santos fue el poco feeling que tenía con Carlos Sánchez.
Con el tiempo, la relación fue perdiendo fuerza y cada vez trabajaban más alejados.

Desde la llegada de López como DT, por ejemplo, fue el “Tío” quien estuvo más cerca del nuevo entrenador. El rol del “Gaucho” estaba en un segundo plano. Este año, de hecho, no viajó con la delegación en el partido de la Copa Libertadores ante Atlético Tucumán en Argentina. Su ausencia hizo ruido, pero desde el club buscaron bajarle el perfil argumentando que tenía trabajo en Montevideo en otros intereses del club.

Foto: Fernando Ponzetto.
Foto: Fernando Ponzetto.

DT. En lo que refiere al “Memo”, se le pidieron explicaciones sobre los flojos resultados arrojados hasta el momento. El entrenador aún cuenta con respaldo, pero querían escuchar de su boca los motivos. De todos modos, se le exigió a tanto a él como a Carlos Sánchez resultados inmediatos para enderezar el rumbo. Además, el propio Barrera se puso a disposición para colaborar en lo que ambos consideren que necesiten con el fin de encontrar una salida a esta situación.

Lo cierto es que hoy López es cuestionado dentro y fuera del club a pesar de que, por el momento, no existirá un volantazo que lo saque de sus funciones. El resultado del próximo domingo contra Liverpool no determinará su continuidad, pero lo puede dejar al borde de la cornisa.

La temprana eliminación de la Copa Sudamericana pesa, pero mucho más aún el flojo rendimiento futbolístico que mostró el equipo en la serie ante los brasileños. El global de 1-6 contra Atlético Paranaense, equipo que se encuentra en zona de descenso en su país, acrecentó todavía más los puntos considerados negativos en su corta gestión.

El poco conocimiento del plantel que tenía el “Memo” cuando pisó Los Aromos llamó muchísimo la atención en los dirigentes. Por eso también, el nuevo DT se aferró tanto a Sánchez. El descanso prolongado al “Cebolla”, las presencias de “Maxi” Rodríguez y Canobbio en el banco contra Paranaense y algunas declaraciones como las de “un muy buen primer tiempo” en Curitiba, generaron dudas en la interna sobre si fue acertada su contratación.

Irregular. El “Memo” ganó un partido, perdió otro y empató el restante como aurinegro. Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez

Del no de los DT argentinos al sí por teléfono del “Memo”

Mientras se disputaba el Torneo Intermedio, Leonardo Ramos confirmó su partida al Al Ettifaq de Arabia Saudita. Tras el triunfo 3-0 contra Boston River en el Campeón del Siglo, el entrenador se sentó en la sala de conferencias junto al presidente Jorge Barrera y anunció su salida una vez finalizado dicho certamen.

A pesar de que esa noche del 23 de mayo recién lo hizo oficial, puertas adentro de la institución ya estaban en conocimiento de esta oferta que tenía “Leo”. Por ese motivo, la danza de nombres comenzó muchísimo antes...

Técnico moderno, joven, aggiornado a esta época y con ideas frescas, fueron los requisitos que se plantearon para encontrar a la nueva cabeza de grupo. Para ello, se conformó una comisión con tres consejeros (Evaristo González por el oficialismo, Carlos Scherschener por el Movimiento 2809 y Favio Debitonto por Sentimiento 1891) para trabajar junto a la estructura deportiva.

De los Santos viajó a Argentina con González y Debitonto para tener contactos con Gustavo Alfaro, Pablo Lavallén, Roberto Sensini y Martín Palermo. Los compromisos de cada uno, sueldos elevados y otros componentes terminaron todos en respuestas negativas. En Uruguay, en tanto, Carlos Sánchez permaneció junto a Scherschener. Se contactaron con Guillermo Almada, pero fue inviable desde lo económico. Lo de Alfredo Arias no pasó de un sondeo. Mario Saralegui, con el apoyo del presidente, estuvo en carpeta, pero se bajó solo cuando con el correr de los días vio que todos los dardos apuntaban hacia otro carril.

Ya a punto de comenzar la segunda semana de junio, y después de que los anteriores nombres quedaron por el camino, Fabián Coito pasó a ser el apuntado mientras disputaba los Juegos Odesur de Cochabamba.

El entrenador de la selección sub 20 arribó a Montevideo, se reunió con los dirigentes aurinegros y le manifestó su deseo de respetar su contrato con la Asociación Uruguayo de Fútbol.

Ahí apareció el nombre de Diego López, quien un año y medio atrás había sido contactado por Juan Pedro Damiani cuando finalmente se terminó inclinando por “Leo” Ramos. El 7 de junio fue contactado por teléfono y se cerró el acuerdo. Dos días más tarde, vino a Uruguay y fue presentado como nuevo entrenador.

Del no de los DT argentinos al sí por teléfono del “Memo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)