JORGE BARRERA

"No me pareció que hayan incurrido en conducta ilícita ni Del Campo, ni Ríos, ni Valdez"

El abogado penalista Jorge Barrera, también presidente de Peñarol, declaró esta mañana en calidad de testigo en la causa que investiga la renuncia de Wilmar Valdez a la AUF.

Jorge Barrera. Foto: Francisco Flores
Jorge Barrera. Foto: Francisco Flores

Esta mañana declaró ante la Fiscalía el abogado penalista Jorge Barrera, también presidente de Peñarol.

Tal como lo había adelantado en diálogo con El País, Barrera declaró en calidad de testigo en su rol de abogado penalista, por haber sido consultado por Arturo Del Campo luego que le llegaron los polémicos audios que habrían provocado la renuncia de Wilmar Valdez a la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Barrera confirmó ante la Fiscalía su participación como abogado en una consulta profesional: antes de ingresar, dijo a la prensa que "siempre manifesté con claridad que más allá de mi función como presidente de Peñarol, que es absolutamente honoraria, yo trabajo profesionalmente y sigo dedicado a la actividad académica”.

“Desde hace 9 años participio como delegado en el club y un año casi como presidente del mismo. Y jamás cobre absolutamente un centésimo por esa labor ni tampoco por la defensa de muchos jugadores en materia penal porque entiendo que la vocación con respecto al futbol debe ser honoraria y en ese sentido así lo hice”, sostuvo Barrera.

Y agregó que “eso hace que para vivir tenga que trabajar en el ejercicio de la profesión. Lo planteé muy claro en la campaña electoral del club, que tanto en la actividad del club como en mi vida particular voy a seguir ejerciendo, voy a seguir realizando actividad académica".   

A la salida de la Fiscalía, Barrera añadió: "Ratifiqué que fui consultado (por Del Campo y Julio Ríos), que fue en mi calidad de abogado penalista".

Dijo que en ambos casos "querían tener una opinión profesional para no caer en una difamación de las personas" con respecto a los audios.

"De lo que escuché no había absolutamente ningún ilícito y menos aún prueba para sustentar una acción penal en ese momento (...) No me pareció que hayan incurrido en ninguna conducta ilícita ni Del Campo, ni Ríos ni Valdez".

Según supo El País, la fiscal encontró "contradicciones" entre las versiones que aportó el empresario Walter Alcántara (que ya declaró ayer jueves) y la de los otros testigos que comparecieron: Wilmar Valdez, Arturo del Campo —aspirante a la presidencia de la AUF— y el periodista Julio Ríos.

Estos dos últimos fueron quienes reconocieron públicamente haber recibido, al menos, algunos de los audios en cuestión y por ese motivo fueron citados.

"Mi cliente (Alcántara) no difundió los audios, él se los dio a una sola persona (Arturo Del Campo) y esa persona después fue la que se encargó de consultarlo con abogado, con periodistas, con otros dirigentes", explicó a El País la abogada Silvia Etchebarne.

Ahondó en la versión que entregó Alcántara en la Fiscalía: "Él le dice a una sola persona ojalá que te vaya bien en la elección de la AUF, sos un candidato que le podés hacer muy bien al fútbol, si en algún momento necesitás yo tengo algo que te puede servir". Remarcó que "hasta ahí fue la participación" de su cliente, quien se deslinda de todos los hechos posteriores.

Según esa versión, Del Campo se interesó por el material, aunque el dirigente lo negó y sostuvo que estos audios le llegaron sin que los pidiera. Lo que ocurrió fue que Del Campo consultó al abogado penalista Jorge Barrera —presidente de Peñarol— para saber si existía algún delito en las conversaciones grabadas, y al recibir una respuesta negativa, decidió juntarse con Valdez para ponerle al tanto de la situación.

Luego de ese episodio fue que Valdez comunicó su decisión de renunciar como presidente de la AUF, aunque expuso motivos personales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)