El Análisis

La barra está yendo al bombo

Desde hace un par de partidos de Peñarol, el núcleo central y más bullanguero de la barra de la Ámsterdam no va y queda un claro en el lugar de la tribuna al que acuden con los bombos, pues los demás hinchas no ocupan ese espacio.

Es una protesta por la medida del club que, tras recibir en el tiempo penas como la que cumplirá por los líos de la final del Uruguayo, decidió que esa tribuna sea sólo para socios; y está bien, cualquiera tiene derecho a expresarse, pero es una sobrevaloración de lo que representa en el plano futbolístico, y para el espectáculo, el aporte musical y coral de esa parte de la hinchada.

O sea, no van; ¿y? Peñarol gana, pierde y empata, con o sin ellos en el estadio; y se vio en la fiesta de la tarde con Wanderers: pasaron el viejo himno de Peñarol, grifa de los años 40 y 50, y la canción "Campeón del Siglo", un emblema de hoy, pero no el tradicional "Dale, dale los peñaroles", símbolo e identidad de una época y una generación de jugadores que tienen la mayor incidencia en el logro de esa distinción, y nadie dijo nada. ¿Quién se va a acordar que ustedes no van si pasa eso con el Peñarol del gran "Tito" Goncalves?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)