CHAMPIONS LEAGUE

Doblete de Messi, error de De Gea y golazo de Coutinho para la goleada

Barcelona ya había ganado 1-0 en la ida en Old Trafford y en el Camp Nou se volvió a imponer al Manchester United por 3-0 para confirmar su presencia en semifinales. Enfrentará a Liverpool o Porto.

Lionel Messi en el Barcelona vs. Manchester United
Foto: Reuters

Después de cuatro años, el Barcelona se mete en las semifinales de la Champions League al derrotar al Manchester United 3-0, con un doblete de Lionel Messi y el tercero de Philippe Coutinho.

Los primeros minutos del partido fueron tensos para los locales. “No podemos entrar así”, dijo el capitán blaugrana haciendo un análisis al final del partido. Una vez más fue la llave para cambiarlo todo.

El encuentro arranca con Rashford afeitando el horizontal de Ter Stegen con su remate. Y, sin respirar, otra puñalada inglesa al medio del área blaugrana termina en nada por la falta de control de McTominay.

La gente resiste con cánticos desde la tribuna al vendaval del equipo de Solksjaer, que sabe que si quiere estar en el partido tiene que lograr su primer gol cuanto antes. En la respuesta blaugrana, cuando logra desatar la soga del cuello, Suárez intenta un autopase, pero alarga demasiado la pelota.

A los 5 minutos se juega el 70 por ciento en campo del local y tres defensas culés se enredan en la indecisión, y es Ter Stegen quien resuelve el enigma sacando a un costado.

Cuando el Barcelona recupera la pelota para tener una posesión larga, para congelar el ímpetu de la visita, ya van siete minutos.

Arthur resbala en el círculo central y Pogba prueba desde allí intentando la hazaña. En la siguiente jugada Fred comete penal a Rakitic. El árbitro alemán Borsch lo marca con contudencia, pero a instancias de los jueces de video tiene que revisar la jugada en el monitor. Y, anula su fallo pese a lo que se ve en la repetición de televisión. No hay unanimidad. El VAR sigue polémico, pese a que nació para no serlo.

El partido está jugado: el Barça intenta quedarse con la pelota y el United apuesta a la velocidad y lleva peligro.

Pero, en la cancha hay un genio que aparece a los 15. Messi resuelve que no hay que discutir mucho tiempo. Valiente, se la quita a Young que va con todo y luego le hace un caño a Fred. Busca su ángulo preferido, la cruza de zurda desde la media luna y De Gea solo vuela sin poder alcanzarla. “¡Meeeeeeeesssssssi!, ¡Meeeeeeeesssssssi!, ¡Meeeeeeeesssssssi!”, deliran más de 90 mil espectadores con el debido descuento de los 5 mil ingleses.

Copa linda y deseada.

A los 19, vuelve el argentino a marcar la baraja. se inspira y saca un remate que parece que queda muerta en De Gea, pero el español falla y se le pasa por debajo. Un error que suele acompañar sus grandes atajadas. España lo recuerda desde el Mundial de Rusia.

A los 20 minutos, parece que el Barça ya está en semis.

El Manchester había puesto sus condiciones en el primer cuarto pero desperdició dos ocasiones y a gol errado: gol en contra, y por partida doble.

Pogba se desespera. Hace faltas continuamente y luego prueba otro remate fuera del área que domina Ter Stegen. A los 37, recién el ManUd golpea la puerta de los blaugrana que han tirado dos veces al arco: dos goles. A falta de 3 para el final del primer tiempo, Rashford tiene una falta y la estrella en la barrera. En el final, Messi hace una nueva genialidad dejando rivales en su camino, cediendo a Jordi Alba que cruza a Sergi Roberto y ahora sí aparece la categoría de De Gea para tapar en la línea.

Antes de la reanudación y cuando el guardameta ocupa la portería que da a la hinchada oficial, escucha que corean su nombre, entre irónicos y agradecidos. Una bandera uruguaya, junto a una de Nacional, se asoma por uno de los balcones de la tribuna.

Suárez busca el tercero de Messi con un pase de la muerte, pero Young está atento y la manda al córner.

Todo se termina a los 60 con un golazo de Coutinho fuera del área, tras una cesión de Jordi Alba. Al ex Liverpool le sabe mejor un gol al Manchester United, al que solo le había marcado una vez en la Premier.

De Ligt marca el segundo en Turín contra la Juve y el Camp Nou festeja el gol contra Cristiano.

Luis Suárez gana la amarilla por sus protestas por entender que el árbitro no es justo con sus decisiones, que no le marca un posible penal y otra entrada de un defensa inglés al borde del área.

El Camp Nou aplaude a Alexis Sánchez y corea su nombre cuando el chileno entra de cambio en el equipo inglés. Hoy todo el mundo está contento en la tribuna y se da esas licencias.

A dos minutos se escucha “¡uruguayo!, ¡uruguayo!” después que el salteño recupera una pelota en la medialuna y busca techar a De Gea cosa que no lo logra por centímetros.

En el otro arco, Ter Stegen vuela en el último minuto y evita el gol de Alexis después de un gran cabezazo. De Gea también se luce después de un zurdazo de Messi.

El partido Termina. Suárez le promete la camiseta a Lukaku y después de saludar a los rivales se aleja rengueando hacia los vestidores. Todavía sigue esperando para romper su sequía europea. Pero, estará contento, porque el Ajax también está en semis y si el Liverpool pasa, volverá a Anfield.

“Jugamos espectacular. Un pasito más”, sentenció Messi al terminar el partido. El Camp Nou se vacía rápidamente. El Barça espera rival.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)