ESPAÑA

Barcelona recuperó la cima con gol de Suárez, pero perdió a Messi

El Barça le ganó por 4-2 a Sevilla con uno de ellos anotado de penal por el "Pistolero", que también dio una asistencia. Pero los culés se llevaron la mala noticia de la lesión de su figura.

Luis Suárez en Barcelona
Luis Suárez volvió a anotar luego de seis partidos de sequía. Foto: AFP

El Barça recuperó el liderazgo de la Liga goleando 4-2 al Sevilla, con el regreso al marcador de Luis Suárez, pero perdió a Messi, lesionado en el brazo derecho.

Todo había empezado bien para el Barça. El Madrid había perdido en su casa con el Leganés pocas horas antes y a los dos minutos ya estaba en ventaja con un golazo de Coutinho, después de una buena jugada de ataque en la que Suárez posteó para Messi y éste habilitó al brasileño.

A los 5, Arana avisó con un tiro en el palo que los sevillistas no venían a vender barato el liderazgo con el que habían llegado.

Fiel a su estilo el equipo de Valverde salió a dominar el partido. Suárez habilitó desde el círculo y casi de espalda para la diagonal de Messi y el rosarino consiguió la posición ideal para su remate preferido cruzando a Vaclik. 2-0 a los 12 minutos ante el líder. Había fiesta en el estadio.

Pero, tanta felicidad no podía ser completa. Apenas pasado un cuarto del partido, Vázquez choca con Messi que va al suelo y se queda tendido con claras muestra de dolor. Alarma: el 10 no suele permanecer tanto rato en el césped. Suárez lo observó de cerca durante algunos minutos mientras lo atendían. El argentino tuvo que salir a la banda para que le vendaran el brazo derecho a la altura del codo pero ya no pudo seguir. Eran malas noticias para una semana de una trilogía de partidos importantes que incluía al Inter y al Real Madrid.

Ahora, en el ataque, Suárez distribuye las piezas y da indicaciones a sus compañeros de vanguardia. A los 37, habilita a Dembelé desde su cancha y corre medio campo en espera de la devolución en el punto penal, pero el francés decide terminar él mismo ante su cansada decepción. Al final del primer tiempo Dembelé rectifica y le da el balón en el corazón del área, pero el goleador no conecta como quiere y la pelota termina en las manos del portero del Sevilla. Culmina la primera parte. Los jugadores al vestuario mientras Messi llegaba al campo de entrenamiento culé, a varios kilómetros del estadio, a realizarse las pruebas médicas.

En la reanudación, Suárez recibe una salva de aplausos después de que su remate desde la media luna rozara el lateral derecho. Quiere romper la racha negativa y eso se nota. La gente lo sabe y le apoya: “uruguayo, uruguayo”.

Una mano de Alba en el área pone el suspenso a los 56 mientras decide el VAR. Todo queda en agua de borrajas. Arthur y Suárez vuelven a tocar la puerta pero el remate del 9 se va afuera. Ter Stegen “hace un gol” al descolgar un gran cabezazo de André Silva y ltapar el contrarremate de Ben Yedder, ni más ni menos que la dupla goleadora sevillista.

Tanto va el cántaro al agua… y la búsqueda del gol de Suárez. A los 62, el salteño anticipa una pelota con inteligencia y logra adelantar el balón para sacarle ventaja a Mercado y cuando le sale el arquero consigue la falta. Penal. Después de recuperar el aliento no tiene dudas. La pelota es para él y, tras el saludo de Dembelé, la coloca en el punto blanco. Apunta a la derecha y la coloca al la izquierda. El “Pistolero” está de vuelta, aunque nunca se había ido. “Uruguayo, uruguayo”, canta el Camp Nou.

El descuento del Sevilla cae tras un lejano remate de Sarabia que rebota en la defensa azulgrana. Ter Stegen, hace una rabieta pública.

Un cerrado aplauso despide a Suárez que deja su lugar a Munir. Un merecido homenaje después de tantas peros que le ponen al delantero charrúa.

Al final, el partido se enloquece un poco y se parece más al intercambio de golpes que se esperaba en la previa. Rakitic de volea consigue el cuarto a falta de dos minutos después que el Barça había pasado algunos sofocones, que incluyeron una nueva doble tapada de su arquero alemán cada vez más admirado por su hinchada. Recordando su pasado sevillista el croata no lo festeja.

El colombiano Muriel aprovechó sus pocos minutos en la cancha y acortó distancia cuando anunciaban los tres minutos de descuento.

Aunque el saldo es positivo por el rescate de la cabeza del torneo, la ventaja de 4 unidades sobre el Madrid y el regreso de Luis Suárez a las estadísticas goleadoras, los culés hablarán estos días de la lesión de su máxima estrella.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)