ESPAÑA

Barcelona no precisó de Messi y Suárez

El Barça ganó con goles de sus defensas y quedó a seis puntos del título

Lenglet y Rakitic celebran el gol del Barcelona. Foto: Reuters.
Lenglet y Rakitic celebran el gol del Barcelona. Foto: Reuters.

Barcelona ganó tres puntos de los nueve que necesita para ser campeón de la Liga española al derrotar, sin lucir, a la Real Sociedad por 2-1. Esta vez ni Messi ni Suárez estuvieron en el marcador. Dos defensas dieron el paso adelante hacia el título: Lenglet y Jordi Alba.

El trámite era aburrido al arranque del partido, sin remates al arco. Suárez espera que Zubeldía le haga falta junto al área y provoca el primer proyecto de tiro al arco a los 10. Pero no llega, Messi la estrella en la barrera mientras Oyarzábal se acostaba por si al argentino se le ocurría tirarla por debajo del muro defensivo. En la siguiente jugada, el goleador uruguayo no arriba por un pelo con la cabeza frente a Rulli, aunque el árbitro posteriormente marcara fuera de lugar.

A los 22 minutos el Barça todavía no ha disparado franco al arco donostiarra. Vidal logra otro tiro libre al borde del área. Messi se apunta de nuevo y la gente lo anima con las palmas. El tiro, suave, roza el horizontal y pasa a la historia del partido como el primer tiro al arco blaugrana. Iban 26 minutos y Oyarzábal nuevamente se ha acostado detrás de la barrera, por si acaso. Tiene que venir desde la defensa el francés Lenglet para cabecear en el primer palo el tiro de esquina de Dembelé y desencallar el partido al final de la primera etapa. Un primer tiempo lento y con muchas imprecisiones culés.

Ya en el segundo tiempo, Mikel Merino hace una pasada que es una estocada al corazón del área culé y Juanmi logra estirarse para vencer a Ter Stegen: 1-1.

La alegría dura un minuto para la visita porque Jordi Alba no se la devuelve como es costumbre a Messi y toma la decisión de rematarla al segundo palo. Un gran gol que arranca una sonrisa silenciosa al exsegundo entrenador del Barça de los tiempos de Luis Enrique, Juan Carlos Unzué, que comenta el partido desde una cabina de radio. El técnico destaca el desmarque y pases en profundidad de Luis Suárez, sobre todo cuando el equipo juega a la contra. Pese a su pasaje por el vestuario culé en varias temporadas se refiere al Camp Nou como Nou Camp.

A diez del final, Luis Suárez hace una gran arremetida ante la defensa blanquiazul y cede a Rakitic, que resuelve rematar sin embocar al arco y frustrando al uruguayo, que esperaba la devolución.

El partido termina tan ajustado como fue su desarrollo. Aunque la Real Sociedad sigue sin ganar en este campo desde 1991 y lleva 23 derrotas consecutivas en la cancha culé, hizo un meritorio esfuerzo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)