CRISIS SANITARIA

Barcelona plantea bajar los salarios y los futbolistas están de acuerdo

Los sueldos de sus deportistas representan más del 60% del presupuesto del club, el más alto del mundo con sus 1.047 millones de euros

Futbolistas de Barcelona
Barcelona en tiempos mejores

Barcelona se apresta a reducir los salarios de sus futbolistas, que comprenden la situación y están dispuestos a aceptar la medida, informa la prensa española. Resta definir el porcentaje de rebaja.

El Barça tiene el mayor presupuesto del mundo en una institución deportiva: 1.047 millones de euros, según lo aprobó una asamblea de sus socios en septiembre pasado. Más del 60% de esta suma se va en los sueldos de sus deportistas: futbolistas, basquetbolistas y otras especialidades, aunque el grueso de los pagos se dirige por supuesto al fútbol.

La web Calcio e Finanza registra que Lionel Messi percibe un salario anual neto de 39 millones de euros. Las remuneraciones más modestas del plantel barcelonista no bajan de dos millones y medio de euros anuales. Esos números corresponden a los sueldos netos, por lo cual en bruto se estima que la cifra que desembolsa el club en realidad casi se duplica.

Según medios de España, los contactos entre el presidente del club catalán, Josep Maria Bartomeu, y los capitanes del equipo van por buen camino. Los jugadores comprenden la difícil situación por la que va atraviesa no sólo el Barcelona, sino todos los equipos del mundo, que ya están viendo sustancialmente reducidos sus ingresos por culpa de la paralización de la actividad.

En el caso del Barcelona, la pandemia de coronavirus no solo le impide recibir dinero por venta de entradas o derechos de televisión, sino que los afecta en otros aspectos: por ejemplo, el cierre de sus instalaciones para evitar contagios determina que se pierdan los cuantiosos ingresos por las visitas guiadas al estadio o las tiendas de camisetas y otros recuerdos.

El diario catalán La Vanguardia señaló que hasta ahora los salarios de los jugadores del primer equipo de fútbol eran “un tema prácticamente tabú”, lo cual obligaba a los ejecutivos de marketing a buscar “cualquier vía imaginativa para multiplicar ingresos”, pero la emergencia sanitaria y sus derivaciones económicas cambiaron todos los parámetros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error