COPA LIBERTADORES

Barcelona llega con todo el panorama en contra

Cayó 3-0 en la ida en Guayaquil y problemas de logística de los vuelos terminaron impidiendo que llegara a Porto Alegre con tiempo para preparar el partido ante Gremio; al final arribó en la madrugada de este miércoles

Foto: AFP.
Guillermo Almada quedó muy molesto por los problemas de vuelo. Foto: AFP.

Para el Barcelona de Guayaquil el desafío de la semifinal de la Copa Libertadores en Brasil se tornó más complicado. Tras la derrota en el partido de ida ante Gremio (0-3) se sumaron también los problemas de logística de aviación, lo que terminó el viaje a Porto Alegre en una odisea.

Los inconvenientes se fueron sumando para que el plantel quedara varado en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia. El equipo partió el domingo de Guayaquil en un vuelo chárter pero al llegar a Bolivia la Asociación Nacional de Aviación Civil de Brasil les informó que faltaban documentos para ingresar al país norteño.

Decidieron descansar en Bolivia con la intención de viajar el lunes, pero el jefe del aeropuerto internacional de Viru Viru de Santa Cruz les confirmó que desde Ecuador no se gestionaron las autorizaciones necesarias ante las autoridades aeronáuticas para llegar a Porto Alegre, lo que provocó que el avión quede varado en Santa Cruz. Recién en la madrugada de este viernes parte de la delegación arribó a Brasil.

Todo eso causó un gran malestar al técnico Guillermo Almada, quien había planificado tres sesiones de preparación en Brasil antes del duelo de este miércoles.

“Me pone nervioso porque no era lo que estaba planificado. Lo que tenemos que hacer ahora es rezar. Hicimos muchas cosas malas (por el viaje), hay que ver cómo reaccionamos a esto”, comentó el preparador físico Rubens Valenzuela, mientras permanecía en Bolivia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos