COPA LIBERTADORES

Con una ayudita...

Barcelona ganó 1-0 en Guayaquil, pero por el 3-0 otorgado a Defensor Sporting en la ida,  clasificó a la tercera ronda de la Copa Libertadores donde se cruzará con Atlético Mineiro.

Pablo López en el Barcelona vs. Defensor Sporting
     Isabelino. Pablo López  jugó retrasado para colaborar con Mauricio Gómez por derecha y no pudo desequilibrar tanto. Foto : AFP

Con una ayudita obtenida en los escritorios de la Conmebol, Defensor Sporting clasificó a la tercera fase de la Copa Libertadores. Anoche cayó derrotado por la mínima diferencia en una Guayaquil muy calurosa y en una cancha en mal estado y mojada que no ayudó ni a los dueños de casa.

“Este no es solo un partido: contigo ídolo más que nunca”. Este era uno de lo tantos mensajes publicados ayer en la cuenta de Twitter de Barcelona. Es que en el club ecuatoriano estaban indignados por haber perdido el partido de ida por el reclamo de puntos. La bronca no era con los violetas, sino con el que pasó el dato porque por más que Daniel Jablonka lo negó, en Guayaquil están convencidos que alguien quiso perjudicar a Barcelona, o a su presidente José Francisco Cevallos.

Como era previsible, el local salió apurado a buscar el gol. Al minuto de juego ya tuvo el primer córner a su favor. Sin embargo, la defensa violeta, en la que se mantuvo Santiago Carrera, se mostraba muy segura.

Los ecuatorianos hacían el gasto y Defensor Sporting intentaba salir de contragolpe. La primera acción peligrosa fue un cabezazo de Estupiñán que se fue por arriba. Unos minutos más tarde, Nicolás Correa se tiró en palomita, pero la pelota fue a las manos del uruguayo Frascarelli. Hubiera sido el cuarto gol del capitán en la copa, dado que por llevar la cinta se le adjudicaron los tres goles de la ida, como marca el reglamento.

Con el paso de los minutos, el partido comenzó a complicarse para los del “Polilla”. Barcelona llegaba cada vez con más gente al ataque. Las subidas de sus laterales, Castillo por derecha y Caicedo por izquierda, se la hacían muy difícil a Villoldo y a Mauricio Gómez, que ayer debutó con la violeta. Defensor Sporting se retrasaba cada vez más sobre su arco. Pero a los ayer dirigidos por Darwin Quintana les costaba convertir en gol sus ataques.

Llegar al descanso 0 a 0 se hacía imprescindible para los visitantes, pero cuando faltaban sólo 5’, Barcelona abrió el marcador. El “Moneda” Rodríguez sacó la pelota con un puñetazo y le quedó justito a Matías Oyola que no perdonó y se la colocó por arriba al arquero que ayer cumplía 25 años.

El segundo tiempo iba a ser un sufrimiento. Y arrancó igual que el primero: con Barcelona buscando el gol con desesperación. Sin embargo, el equipo de Da Silva se mostró muy compacto y solidario. Barcelona ya no podía atacar tanto por afuera, lo hacía por el interior, lo que facilitaba el control violeta.

Clasificó Defensor Sporting, que casi no tendrá tiempo de recuperarse: el domingo debuta con Peñarol en el Apertura. Y la semana que viene juega con Atlético Mineiro, que ayer eliminó a Danubio en su casa.



  

Foto: EFE
Foto: EFE
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)