ESPAÑA

El Barcelona ya está en la cima

Tres jornadas ha tardado el fútbol español en configurar el orden lógico en su clasificación, con el vigente campeón, el Barcelona, ya en la cima, premiado por su meritoria victoria en el estadio Vicente Calderón y beneficiado por los tropiezos del Celta y el Eibar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Neymar celebra el gol del empate de Barcelona ante Atlético de Madrid. Foto: Reuters.

Tres jornadas ha tardado el fútbol español en configurar el orden lógico en su clasificación, con el vigente campeón, el Barcelona, ya en la cima, premiado por su meritoria victoria en el estadio Vicente Calderón y beneficiado por los tropiezos del Celta y el Eibar.

Las primeras fechas aún próximas a la línea de salida y con las secuelas del verano puestas, instaura líderes atípicos que el tiempo después se encarga de reubicar.

Eso ocurrió en la Liga BBVA, con el Celta y el Eibar precipitados en sus comienzos, con botines cuantiosos en sus compromisos y elevados a una situación irracional que desapareció tras el tercer partido.

Ni gallegos ni eibarreses fueron capaces de mantener el ritmo frenético que exige la puja por el liderato. La reanudación de la competición liguera tras el parón por los compromisos internacionales de las selecciones empieza a imponer el sentido común a la tabla.

Es el Barcelona el único que mantiene el pleno de triunfo tras la tercera jornada. El conjunto de Luis Enrique, que sacó los tres puntos del Calderón reactivado con la salida al campo de Leo Messi, es el dueño en solitario de la primera plaza.

Al acecho está el Real Madrid. A base de goleadas intenta el cuadro de Rafa Benítez enmendar el tropiezo de la primera jornada en El Molinón. Pero está a dos puntos y al acecho del líder. Para su consuelo, un diluvio de goles ante el Espanyol enterró la sequía de Cristiano Ronaldo, que sigue haciendo historia.

El Eibar, firme en sus inicios se mantiene invicto. Pero no pudo prolongar en La Rosaleda su racha de éxitos. El equipo de Jose Luis Mendilibar acumula dos victorias y un empate. Pero la falta de gol en el recinto malacitano despojó al equipo eibarrés de la posibilidad y la condición de líder.

Fue su portero Asier Riesgo el que mantuvo en el partido al conjunto vasco ante las acometidas del Málaga. El combinado andaluz aún no conoce la victoria. Coquetea con los puestos de descenso el plantel de Javi Gracia, con dos empates y una derrota.

El Celta, sin embargo, tenía en su mano prolongar un buen inicio. Afrontó la sesión como local y ante un recién ascendido incapaz hasta ahora de puntuar en su reencuentro con la máxima categoría.

Sin embargo, el equipo isleño fue capaz de rescatar un punto en Balaídos, después de remontar al Celta un 3-1, en un partido en el que jugó con un futbolista menos desde el minuto diez tras la expulsión del portero Javi Varas.

Al equipo insular le costó entrar en el choque mientras al Celta, al igual que en las jornadas anteriores, se le puso todo de cara. Incomprensiblemente, el equipo de Berizzo permitió que su rival resucitara.

Después de encarrilar la situación con un gol de penalti de Fabian Orellana y de Daniel Wass y sobreponerse al tanto visitante de Sergio Ezequiel Araujo con otro de Nolito al inicio de la segunda mitad, permitió la resurrección de su adversario. Un gol en propia puerta de Pablo Hernández estimuló definitivamente al Las Palmas, que encontró el premio a su empeño a un cuarto de hora del cierre gracias al acierto de David Simón.

En los últimos minutos el Celta se volcó y dispuso de hasta tres ocasiones para ponerse de nuevo por delante, pero también Las Palmas tuvo un contraataque para engrandecer todavía más su machada. Ninguno logró romper el empate.

El Villarreal, por su parte, tiene buena pinta. Encadenó su segundo triunfo liguero al vencer por 1-3 al Granada en el Nuevo Los Cármenes, donde se mostró letal en ataque. Ello le sirvió para lograr una victoria que le afianza en la zona alta, al contrario que los granadinos, que perdieron su segundo partido en casa por sus errores defensivos.

Los goles al inicio del segundo tiempo y con apenas tres minutos de diferencia de Manu Trigueros y del francés Cedric Bakambu para los castellonenses fueron suficientes, aunque los rojiblancos apretaron hasta el final en busca del empate, más aún tras reducir distancias Fran Rico, pero el malagueño Samuel García sentenció en el tiempo añadido.

El Athletic traspasó al Getafe la condición de colista. Dos goles de Aritz Aduriz y otro de Raúl García, en el día de su debut como jugador del conjunto vasco, le dieron la primera victoria liguera al equipo rojiblanco frente a un Getafe que, con el 3-1 encajado en San Mamés, sigue sin puntuar. Es el equipo madrileño el último en la tabla. En solitario.

El equipo azulón tuvo opciones de sacar un resultado positivo en 'La Catedral' tras el gol del uruguayo Emiliano Velázquez a veinte minutos del final, pero su tímido acelerón no tuvo recompensa y acabó cediendo ante un rival que con el postrero tanto de Aduriz terminó plasmando con claridad su mejor juego.

El Getafe igualó así su peor arranque en Liga de su historia, en la temporada 2004/05, cuando no sumó ningún punto en las tres primeras jornadas del campeonato.

El conjunto que entrena Fran Escribá ha empezado el torneo con tres resultados negativos con los que se equiparan a aquel Getafe que entrenaba Quique Sánchez Flores y que acababa de ascender a la máxima categoría del fútbol español.

Mirá la tabla de posiciones acá

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)