PEÑAROL

Sin bandas ni ideas: el gran problema 

Aún no se observa una idea definida de juego. No está claro a qué juega este Peñarol a pesar de que en el último mes logró enderezar, tímidamente, el rumbo; pero sí están a la vista algunas de las cosas que Diego López quiere para su equipo.

Ignacio Lores
Foto: Gerardo Pérez

Justamente, una de ellas es la importancia que el DT le da al juego por las bandas. Ayer Peñarol prácticamente no generó fútbol con sus volantes externos y hasta el gol del “Toro” mostró pocas ideas como para revertir la situación que le estaba planteando el partido.

Boston River neutralizó a Agustín Canobbio (que de todos modos estuvo mucho más participativo que en los anteriores encuentros) e Ignacio Lores y el equipo solo tuvo un par de chispazos del “Cebolla” Rodríguez por el centro de la cancha para intentar romper.

Casualmente, este mismo tema lo puso sobre la mesa el jueves pasado Kevin Dawson en Los Aromos. “Tenemos que tener más la pelota. Sabemos que el juego por las bandas es un punto fuerte nuestro, pero no podemos jugar siempre por ahí porque los rivales ya te van estudiando y te la pueden hacer difícil. Hay mucho por mejorar, pero lo importante es mejorar con triunfos”, dijo el arquero aurinegro.

Ayer Peñarol no pudo lastimar por afuera y eso el equipo lo sintió, porque por momentos pareció que no tenía un plan B para salir de esa situación. Demoró en darse cuenta que la clave estaba por el medio.

A lo largo de este semestre, esos dos sectores de la cancha son donde el entrenador realizó más variantes. Probó con todos: Canobbio, Lores, Fabián Estoyanoff, Rodrigo Rojo y hasta Franco Martínez. Todos alternaron buenas y malas y por eso ninguno pudo afianzarse en la titularidad.

Ahora la interrogante se plantea si el “Memo” seguirá rotando a los mediocampistas externos o afianzará una dupla. Ayer apostó por los mismos del último partido en Belvedere.

Canobbio la quiso siempre, ganó en varios mano a mano, pero le faltó resolver mejor las jugadas. Mostró una mejoría respecto a los anteriores encuentros, pero aún está lejos de ser el jugador que deslumbró a todos en los primeros meses del año.

Lores no se sintió cómodo ni por derecha ni por izquierda y fue sustituido. Entró el “Lolo”, participó en el primer gol y después aportó desde su experiencia para manejar la pelota y aguantar lo que quedaba del partido. Sin su chispa, pero otorgándole otras soluciones.

Durante la pretemporada, el equipo ensayó con un 4-2-3-1. Sin embargo, hoy ya encontró soluciones que no le permiten cambiar el esquema (4-4-2). Por ejemplo, el doble 9 con Lucas Viatri y el “Toro” Fernández y el doble cinco con Guzmán Pereira y Cristian Rodríguez. Entonces: o afianza a dos externos o busca jugadores de otras características que le puedan dar otra cosa.

El camino más simple, y también teniendo en cuenta el agrado del entrenador, parece ser el primero. Sobre todo también pensando que tiene dos laterales de buen pie y proyección como Ezequiel Busquets y Lucas Hernández.

Peñarol es un equipo que está verde aún, en proceso de maduración, y que busca su identidad entre la necesidad imperiosa por conseguir resultados que lo mantengan en la lucha por el bicampeonato.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º