FÚTBOL

Balbi: “El fútbol uruguayo está mucho mejor”

Dijo que es “una falacia” que el Ejecutivo quiera perpetuarse y destacó el crecimiento de los clubes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Estudio. Alejandro Balbi hizo el escrito para presentar a la FIFA en defensa de La Celeste. Foto: Ariel Colmegna

Corre riesgo la AUF de ser desafiliada por FIFA si la asamblea no aprueba el nuevo estatuto el 31 de octubre? Esta fue la pregunta que dio inicio a la charla con el Dr. Alejandro Balbi, secretario general del organismo. La conversación derivó en otros temas, como la actualidad del fútbol uruguayo, lo que dejó el Intermedio y los planes de futuro. Obviamente, lo primero fue responder la pregunta inicial.

- Lo primero que hay que decir es que este tema viene desde 2013; lo heredamos del Ejecutivo anterior. Para la FIFA esto ya lleva cuatro años y no le interesa si se cambió de presidente, si hay diferentes clubes en primera división o la composición de la asamblea. Para FIFA la AUF es una sola y es como debe ser. Ha trabajado una comisión designada por la asamblea general y en la cual el Ejecutivo no tiene participación, excepto la de los abogados Guillermo Piedracueva y Horacio Pintos, quienes sobre todo están para aportar el material que llega de FIFA. En marzo vino la gente de Conmebol y FIFA por los 117 años de la AUF y entendimos que era un buen momento para hacerlo aprobar el estatuto. Como se entendió que faltaban algunas cosas se prorrogó 90 días; en junio volvió a prorrogarse y cuando le comunicamos a la FIFA que lo que se viene trabajando desde 2013 no se aprueba, nos envió una carta desde la secretaría general exigiendo una pronta expedición y nos recuerda que la no aprobación puede ser objeto de algún tipo de sanción.

- ¿Hay penas intermedias antes de la desafiliación?

- Por supuesto. No es que la FIFA viene y te impone lo que tenés que hacer. Te pone lo que los abogados llamamos un contrato de adhesión: una base que hay que aceptar y luego, de acuerdo al país, se adecua. Por ejemplo: la FIFA nunca entendió que la AUF fuera una liga de clubes. Para ellos la AUF es más que los equipos de Primera y Segunda división. Es el fútbol amateur, el fútbol del interior, el fútbol sala, el fútbol playa, el fútbol femenino… Y deben ser integrados y tener la representatividad adecuada.

- Y ahí surge el problema, porque OFI tendría seis votos.

- Claro, porque los clubes dicen cómo la OFI se va equiparar a Segunda División Profesional, pero son discusiones sanas que está bueno que se den. En su momento Segunda, que también tiene seis votos, pidió tener la misma cantidad que Primera. Algunos dicen por qué se le da voto al fútbol femenino. El año que viene Uruguay va a organizar un Mundial. Y eso es lo que no se entiende, que ha cambiado la realidad; han cambiado los discursos. Ahora no se puede decir más el fútbol es para hombres.

- Entre las sanciones posibles está que FIFA deje de enviar a través de sus programas de desarrollo. ¿Eso puede empobrecer más a los clubes?

- Empobrecer a los clubes no, pero sí puede tomar como medida cerrar la canilla de la asistencia. La AUF tiene un Departamento de Desarrollo, del que se hará cargo en los próximos días el Dr. Raúl Möller, que maneja los fondos que envía FIFA para desarrollar el fútbol uruguayo. Eso repercutirá en definitiva en los clubes, porque por ejemplo a Defensor Sporting se le asignaron 200.000 dólares de ese dinero para mejorar la iluminación del Franzini a cambio de ciertas contraprestaciones. Otro ejemplo: los árbitros entrenan en el Nasazzi, que se iluminó para ello. Ya no corren por la calle. La idea ahora es iluminar un estadio en el Prado con fondos que llegan de FIFA, pero también a cambio de ciertas pautas.

- Quienes se oponen a estos cambios aseguran que es una movida del Ejecutivo para perpetuarse en el poder. ¿Qué hay de cierto?

- Es una falacia que se ha lanzado para enturbiar el proceso de reforma. El fútbol profesional va a seguir teniendo la misma injerencia e incidencia a la hora de elegir un presidente de la AUF, quien a su vez elige a sus compañeros de Ejecutivo, que deben ser sometidos a consideración de la asamblea o del Congreso. Se dice erróneamente que los clubes profesionales perderían peso político frente a los clubes amateurs y no es así, porque para elegir a un presidente en el Congreso la relación de votos no cambia, pues van a ser 16 votos de Primera, 6 de Segunda, 6 de OFI, uno de la Segunda amateur, uno de futsal y uno del futbol femenino.

- ¿Se sigue trabajando para solucionar el tema de la venta de entradas?

- Constantemente, pero no debemos olvidarnos de la génesis de esto y es que un día el presidente Tabaré Vázquez, estando en España, golpeó la mesa después del clásico de la garrafa, se bajó un lineazo gubernamental (no hacia la AUF) al Ministerio del Interior y a la Secretaría del Deporte y se aprobó una normativa para la venta de entradas en los partidos de fútbol, a lo que la AUF tuvo que adaptarse. Obviamente hubo una merma en la venta de entradas, pero me parece que no solo por esto, sino también porque la gente prefiere ver los partidos por televisión. Debe ser el único país en el mundo en donde podés ver por la TV un partido que se está jugando a una cuadra de tu casa. Pero cuando hay un buen espectáculo la gente responde, porque la final del Intermedio entre Nacional y Defensor llevó 35.000 personas y Peñarol-Defensor también tuvo un montón de gente.

- ¿Piensa que la gente se adaptará a este sistema?

- Yo sé que es difícil, pero es cuestión de costumbre. Es como me decía un amigo mío el otro día: si cuando te vas a levantar pensás que tenés que ir al baño, cepillarte los dientes, afeitarte, bañarte, vestirte, desayunar y luego salir a la calle, pensás mejor me quedo en la cama. Pero lo hacés, porque es algo natural. Con la venta de entradas en algún momento va a pasar lo mismo.

- ¿Qué balance se hizo del Intermedio?

- Positivo, pero también entendemos que es perfectible. Se ha dicho que el premio para el campeón de ir a la Sudamericana es poco y puede ser, pero ya hay algunas ideas y te tiro una: en vez de hacer una final de la Supercopa Uruguaya ampliarla a cuatro finalistas y el viernes jugar, por ejemplo, el campeón de Segunda contra el de OFI y el del Intermedio con el del Uruguayo y luego una doble jornada el domingo por tercer puesto y el título.

- ¿Es cierto que el fútbol uruguayo se ha quedado en el tiempo y por eso no gana a nivel internacional?

- No creo que esa sea la razón. El nuestro es un fútbol pobre comparado con otros, pero no es cierto que no se haya avanzado. Lo que pasa es que todo se mide desde lo deportivo, y es válido, pero no solo hay que mirar eso. Hace 15 años atrás, ¿cuántos clubes tenían complejos deportivos? Los grandes y alguno más. Hoy tienen casi todos y casi no tocan sus canchas. Eso ha hecho que los campos mejoren. La realidad es que estamos mucho mejor. La selección no tenía dónde entrenar hasta hace poco y hoy tiene un tremendo complejo, con cancha de césped sintético y una techada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados