NACIONAL

Balbi: "Ache me ofreció la presidencia y me hace pensar"

El secretario de la AUF recibió la propuesta para asumir al frente de Nacional; dijo que se siente maduro y que irá al lugar que el club le diga. Habló de la AUF, de Peñarol, de Tenfield y de los periodistas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alejandro Balbi. Foto: Francisco Flores

Siempre dije que me gustaría ser presidente de Nacional, pero lo que me sorprendió hace pocos días fue que (Eduardo) Ache me llamó para ofrecerme si quería ser candidato del oficialismo y que él fuera a la Asociación. Es un halago la posibilidad de presidir a uno de los clubes más grandes del mundo", comenzó explicando a Ovación, el secretario general de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Alejandro Balbi, quien, sin hacer pausas, continúo relatando: "¿Cuál fue mi respuesta? Primero me empecé a reír, porque sentí que se me cambiaban todos los esquemas, pero él insistía en que estaba en mi mejor momento. Le dije que me gusta la idea, y ahora me hace pensar. De todas formas me voy a tomar unos días para resolver".

Balbi, que hace casi 30 años se inició como delegado de Unión Atlética en la Federación de Básquetbol, y que luego comenzó a recorrer el camino del fútbol en El Tanque Sisley y desde 1998 como delegado en Nacional, es en la actualidad la mano derecha del presidente de la AUF, en cargo que ocupa como representante de Nacional.

Las elecciones de Nacional serán el 12 de diciembre, y el oficialismo, que ayer presentó la nómina con más de 51 candidatos a conformar la plancha final, aún no confirmó quién será el candidato.

Frente a la insistencia del periodista acerca de si aceptará la propuesta de Ache, subrayó: "Estoy para donde Nacional me diga".

Balbi explicó las razones por las que Ache le quiere ceder la posta. "Yo sé lo que está pasando, por qué Eduardo se está demorando en decidir: porque hay muchos que quieren ser dirigentes, pero pocos presidente, ¡porque ese sillón quema!".

Ante la consulta de si considera que está en un buen momento para asumir al frente de los tricolores, expresó: "Me siento maduro para ser presidente". Y agregó: "Mi sueño como presidente de Nacional, quizás dentro de tres meses —si Ache me convence para hacer el trueque y los socios me votan—, o quizás dentro de tres años, sueño con ser campeón de la Libertadores. Mientras tanto veamos las cosas buenas que se hicieron en los 18 años. Y en esto incluyo a Ache, Alarcón, Morgan, Della Valle, Navascués, Barreiro, Rafaelli, Muxí, Magurno, Capote, y seguro que me olvido de muchos grandes dirigentes. Todos terminamos tirando para el mismo lado, y hay una columna vertebral que mantuvo a Nacional fuerte".

En referencia a las dos listas opositoras para las elecciones de diciembre en los tricolores, señaló: "Veo con buenos ojos que hayan propuestas alternativas a la continuidad del oficialismo, porque conozco a los eventuales opositores, que son muy buenos y capaces. Rodríguez no tiene casi experiencia como dirigente, Turcatti tampoco, pero los veo con entusiasmo, y cuando eso sucede es importante, porque hoy es muy difícil conseguir gente joven que quiera ser dirigente. La muchachada joven no se arrima, por ello ¡bienvenidos los Rodríguez, los Turcatti!".

Balbi ostenta una marca que ningún otro dirigente de Nacional tiene en la actualidad: fue elegido en cinco directivas seguidas, desde 2000 hasta la última, de 2012. En 2000 con Della Valle (fue el dirigente número 11), en 2003 con Ache (6), en 2006 con Alarcón (6), en 2009 con Alarcón (6) y en 2012 con Ache (6). "En cinco elecciones seguidas fui electo por los socios, y eso me llena de orgullo. No sé si voy a estar en la sexta consecutiva. Capaz que de número uno, ¿no?", dice con picardía.

La AUF.

Consultado acerca de si es más cómodo permanecer en la AUF que asumir en Nacional, el dirigente explicó: "No sé si es más cómodo, sí sé que estoy en un lugar en el que Nacional precisa. Estoy ahí porque fue el lugar que me tocó y el que Nacional recuperó, pero no para sacar ventaja sino para neutralizar eventuales fuerzas políticas en contra del club. No queremos que nadie favorezca a Nacional, pero tampoco que lo perjudique".

A la pregunta de si es muy difícil sostener la credibilidad en el fútbol, manifestó: "Sabés qué sucede, que acá es más fácil ser piedra que vidriera, como me dijeron el otro día. Y te digo más: el otro día escuchaba al sicólogo argentino Gabriel Rolón, que decía que actualmente la opinión mató al pensamiento. ¿Analizá si no es así? Hoy todos saben, y nadie analiza nada. Y sabés qué padecemos todos, ustedes los periodistas, nosotros —los dirigentes— y la gente en general, una enfermedad nueva: el "paramismo". ¿Sabés qué es? "Para mí, Inzaurralde es bolso", "Para mí, Inzaurralde es manya". Y no analizan. Te encasillan en algo porque sí. ¿Cuántas veces escuchás: Para mí tal cosa..., sin un sustento de realidad. Mirá que acepto cuando dicen que también es parte de la locura en la que vivimos; pero hay un límite. Hoy cualquiera pone cualquier cosa en Twitter y la gente lo da como veraz. Considero que los dirigentes debemos hacer una reflexión profunda, pero también ustedes, los periodistas, en particular los deportivos, que muchas veces dicen cualquier cosa, sin el mínimo fundamento. Y me manejo con ejemplos; estábamos en Rusia, previo al sorteo del Mundial 2018, y escuchábamos por Internet en una radio que informaban que ya estaba definido el repechaje de Sudamérica con Concacaf. Nosotros estábamos ahí y no se sabía nada, porque se sorteaba al día siguiente. Entonces, me llamaron desde Montevideo para preguntarme, y decía que no había nada. Porque era así, no se sabía nada. Sin embargo, informaban como un hecho algo que no existía. Ese mismo día me cruzo con (Diego) Forlán, le cuento, y nos reíamos. El azar dijo al otro día que el repechaje será con Oceanía. Te cuento otra: en Nacional-Oriente Petrolero un periodista dijo al aire: Hay que ver cómo responde Nacional a la altura. Pará un poco. ¿Dónde está la altura en Santa Cruz? A veces los dirigentes somos muy cuestionados, muchas veces con razón, pero vamos a tener un poco de responsabilidad a la hora de emitir una opinión o de una información. También es cierto que eso no sucede en los diarios porque queda escrito, porque vas a la redacción, te quedás hasta tarde, desarrollás la noticia".

Tema Tenfield.

¿Qué responde cuando le dicen que es defensor de Tenfield? "Sabés la cantidad de personas que dijeron que íbamos a ir corriendo a llevar los derechos de televisión de las Eliminatorias a Divina Comedia, pero la AUF hizo un concurso de precios, y creeme que a Tenfield no le gusto; nos lo hizo saber". ¿Tiene un compromiso con Tenfield? "Ninguno, si no hubiera tratado de convencer a mis compañeros del ejecutivo de asignar directamente los derechos a Tenfield. Sin embargo lo que hicimos fue llamar a un concurso de precios. Respetamos la prioridad de Full Play y hoy estamos en un problema, porque por causas inimputables a la AUF nos están debiendo US$ 1.000.000. Lo que dice la gente cae por su propio peso. Pero tengo varias anotadas y grabadas, porque no se juega con la moral de las personas si no hay elementos y hubo periodistas que estuvieron en el límite".

"Trabajé lo mediático; que disfruté y sufrí".

El diálogo con Balbi recorre todos los temas. Mediático como pocos dirigentes en el fútbol, se impuso la pregunta acerca de si trabajó ese aspecto: "Sí, en su momento trabajé la parte mediática. Lo elaboré; luego, lo disfruté y también... ¡lo sufrí! Porque te quita privacidad".

Sobre el trabajo del Ejecutivo en la AUF, valoró el camino que recorren y destacó el desempeñó de Wilmar Valdez. "El traje de presidente le quedó muy bien, y no lo digo para quedar bien, sino por lo que está haciendo. En la primera reunión dijimos: acá tiene que existir equidad. ¡Y la hay! ¿Querés un ejemplo? El de Liverpool-Peñarol del fin de semana. No era un tema nuestro y no nos íbamos a meter, pero si la cancha de Liverpool estaba habilitada, jugaban en Liverpool".

Finalmente recordó dos expresiones del expresidente Dante Iocco, que las recuerda siempre: "La primera: contaba que la noche previa a asumir como opositor de Restuccia, no durmió porque se quedó elaborando una lista de temas que como hincha consideraba que debía impulsar, y decía: ¿Sabés cuánto me duró el papelito que escribí para llevar a directiva? ¡10 minutos?. Decía que los problemas económicos, que los problemas políticos… Y es así, tal cual. La otra frase de Iocco que acuñé: lo urgente hace que lo urgente deje de lado lo importante".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)