OJO CRÍTICO

La balanza se vuelca para los grandes

EDWARD PIÑÓN

Veo a los grandes sacando ventaja. Ampliando la diferencia que ya existe, en materia de integración de planteles, gracias a la modificación a la regla que permitirá realizar cinco cambios en lugar de tres.

EDWARD PIÑÓN

Imagino, porque antes de que se juegue no se puede hacer otra cosa, que es más beneficioso siempre tener en el banco jugadores que sean capaces de cambiar partidos, que no tenerlos.

Poner los ojos en los suplentes cuando un partido se puso cuesta arriba y observar que hay materia prima para buscarle la vuelta al cotejo de diferentes formas eleva las posibilidades de terminar la jornada con una alegría en el rostro. Es bien simple: más variantes, mejores opciones, dan mayores fortalezas.

Si bien puede admitirse que es tema de discusión y de opiniones, creo que la técnica y la calidad se impone sobre el físico. Porque ojo, tampoco es que unos vayan a moverse en un Fórmula Uno y los otros en monopatín eléctrico.

Además, y para proteger la teoría, debo decir que siempre es mejor poder mover el plantel -con una agenda nutrida- con futbolistas que ofrezcan las mismas garantías -o muy parecidas- que entregan los titulares.

Los cinco cambios vuelcan la balanza. A lo grande.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados