NACIONAL

Axel Pérez: el pibe que sueña con su fundación

El crack de la Sub 16, que ya estuvo en el Barcelona, contó su historia y sus deseos a futuro.

Sonriente. Así se muestra Axel Pérez, quien pese a sus 16 años demuestra ser un adolescente maduro. Vive junto a su padre. Foto: Marcelo Bonjour.
Sonriente. Así se muestra Axel Pérez, quien pese a sus 16 años demuestra ser un adolescente maduro. Vive junto a su padre. Foto: Marcelo Bonjour.

"Hoy agarré el celular como pude solo para avisarte a vos, porque si no ibas a estar esperándome mientras yo comía, je”. Axel Pérez es el protagonista. Es que había quedado a la hora 20:00 para la entrevista con el periodista de Ovación, pero en el entrenamiento de la selección Sub 17 le habían avisado que esa noche se quedaban a cenar en el Complejo Uruguay Celeste. Entonces tomó el celular, envió un WhatsApp y se reprogramó el encuentro para una hora después en su casa de La Blanqueada.

En la selección tienen como norma que no se utiliza el celular. Cuando los jugadores suben al ómnibus que lo traslada al Complejo deben dejarlo. Todo un desafío para gurises de 16 años y que pasan gran parte del día con su móvil.

Axel Pérez ya estuvo en la Sub 15 y ahora es miembro de la Sub 17 de Alejandro Garay, equipo que se está preparando para el Sudamericano que se disputará en Perú en 2019.

El delantero de 16 años es una de las principales promesas de las formativas de Nacional. Con su categoría son bicampeones y le dieron un título a los tricolores en Sub 16 después de muchos años. Pérez fue uno de los goleadores del equipo de Santiago Espasandín, con 21 goles en 25 juegos.

“Quiero jugar la final como sea. Voy a hablar con Garay para preguntarle si existe alguna posibilidad de que me cedan. Pero está complicado... ¡para mí es increíble jugar con los más grandes!”, dice con determinación refiriéndose a la definición del Uruguayo de Quinta, que será mañana en Jardines. La categoría que dirige la “Momia” Lemos forzó una finalísima tras haberle ganado por penales a Defensor el domingo en la primera final, con el último penal anotado por Pérez.

“Es algo emocionante que me hayan ascendido para la definición. En Nacional no son de hacer esto. Estoy loco de la vida”, afirma, mientras mira de reojo su celular, con la expectativa de poder estar a la orden mañana, ya que esta semana le toca entrenar con la Celeste.

BARCELONA. En agosto estuvo 10 días entrenando en Barcelona. El equipo catalán lo estaba siguiendo y decidió observarlo en vivo. Incluso una tarde practicó con la reserva y estuvo junto a Santiago Bueno.

“Entrenan demasiado, hasta en doble horario. Tocan mucho; estoy acostumbrado a que me la tiren al vacío, pero allá no pasaba tanto eso y me costó. Estaba muy nervioso, pero se me fue pasando y los compañeros me integraron muy bien”, cuenta, mientras su padre lo escucha atentamente, recién llegado de una jornada de 12 horas como soldador.

Luis Suárez junto a Axel Pérez.
Axel Pérez junto a Luis Suárez durante su estadía en Barcelona.

Si bien se crió en Piedras Blancas, hace cuatro meses Axel se mudó solo con su padre para estar más cerca de los lugares donde entrena.

No sólo Barcelona puso la mira en Axel. Ojeadores del Arsenal lo estuvieron mirando en la definición de la Sub 16 contra Wanderers (4-1 con tres goles suyos) y clubes como Borussia Dortmund y Chelsea ya han puesto los ojos en él.

Es representado por el grupo GBG de Pablo Boselli. Cuando pregunta si es verdad todo lo que sale en los portales europeos sobre él, donde lo llaman la “Perla Uruguaya” (Mundo Deportivo, por ejemplo), le responden desde el grupo que sí, pero que se quede tranquilo y disfrute de jugar al fútbol.

Axel firmó contrato con Nacional antes de viajar a Cataluña y tiene vínculo hasta 2020.

“Me gustaría debutar en Nacional, salir campeón, ganarlo todo y poder dejarle una buena plata al club, porque se lo merece. Me abrió las puertas, confió en mí y me está dejando ser parte de esta hermosa historia. Nacional es todo para mí. Sueño con el día que pueda debutar en el Parque... Con mi familia mirándome desde la tribuna; sería algo increíble”.

RAÍCES. Con pocos años, Axel ha vivido muchas experiencias en el fútbol. Aún así, tiene las cosas claras. “Por suerte tengo a mis padres, que donde me agrande me bajan a tierra al toque, je, y a la empresa GBG también, que me acompañan”.

El atacante, que puede jugar de 9 o como puntero, y que se destaca por su potencia y velocidad, vivió hasta hace pocos meses en Piedras Blancas, donde aún están su madre con sus dos hermanos. “Supe no tener mucho... Mis padres siempre hacían todo lo posible para que yo tuviera mis regalos, mis cosas. Varias veces se han burlado de mí porque usaba ropa de feria, pero mis padres nunca dejaron que me faltara nada”, dice con voz entrecortada, como queriendo aguantar la emoción. Alejandro, su padre, mate en mano, acota: “Yo siempre le dije que estuviera tranquilo, que todo llega a su tiempo”.

Hoy la realidad es otra. Con apenas 16 años tiene un sueldo por su contrato con los tricolores y cuenta con un convenio con una marca deportiva.

“Me gusta regalar... El año pasado un niño me contactó por Facebook, me dijo que no tenía para los zapatos y le regalé unos. Quedó re contento”, menciona. Su padre lo alienta a contar otra historia, y él accede: “Fuimos a comer con una amiga a McDonald’s y entró un hombre con un niño a vender curitas. Me dio un poco de lástima la situación, y le di plata para que le comprara una cajita feliz. Ambos me agradecieron mucho. Me quedó marcado”.

“El otro día me sorprendió, me dijo que quiere poner una fundación”, dice el padre. ¿Cómo es eso? pregunta el periodista. “Me gustaría ayudar a la gente que está en la calle. Me crié en un barrio humilde. Mi infancia me dejó mucha cosa marcada y ves muy de cerca las necesidades de los demás. También veo que jugadores como Neymar lo han hecho. Sueño con eso, ojalá pueda”, concluye.

perfil

Axel Pérez, el goleador juvenil

-Nació en Montevideo el 18 de febrero de 2002. Se crió en Piedras Blancas y ahora vive en La Blanqueada.

- Empezó el baby fútbol en La Lata pero luego jugó en Los Gorriones y Siete Estrellas. Por último, se fue a jugar a Rincón de Carrasco, club que pagó $ 5.000 por él a Siete Estrellas.

- A Nacional llegó a Séptima División, por intermedio de “Pato” López y Juan Furtado.

- Al final del año de Séptima se quería ir porque no jugaba tanto, pero el DT de Sexta Dardo Pérez habló con él, le dio confianza, y se quedó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)