UNA GAMBETA

Avanzando en un nuevo estilo

EDWARD PIÑÓN

EDWARD PIÑÓN

El resultado, por más que se terminó levantando una copa, poco me importa. Por más que en el fútbol actual nadie está en condiciones de menospreciar a nadie (que le pregunten a Brasil por su partido ante Panamá) no meto ruido con los cuatro goles logrados ni desconozco la calidad que estaba enfrente, pero sí me gustó lo que vi.

Entregándole la dimensión real, lo que pondero es la firme intención que tienen los jugadores -mandatados por su técnico- de entenderse con un juego asociado.

Ver a los zagueros manejar la pelota con limpieza, entregarla a los mediocampistas y seguir siendo receptores libres para poder sorprender con su desenganche no era común en Uruguay. Jugando en el modo toque y con velocidad por afuera lo que hizo Uruguay en esta China Cup -menos exigente que la anterior edición- fue buscar enganchar piezas al nuevo estilo.

Sin dejar de lado la disciplina defensiva, esa que dice que todo el equipo debe cerrar espacios, la Celeste al menos dejó en claro que quiere jugar a otra cosa. O, mejor dicho, superarse en rubros en los que tiene malos porcentajes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)