PEÑAROL

El aurinegro tendrá rivales de altura

San José y Liga de Quito lo son por los metros sobre el mar donde Peñarol deberá enfrentarlos. Flamengo, por la calidad de sus jugadores.

Liga, Flamengo y San José, los rivales de Peñarol en la Libertadores 2018.
Liga, Flamengo y San José, los rivales de Peñarol en la Libertadores 2018.

Lo cierto es que los aurinegros tendrán que enfrentar rivales de altura en la Copa Libertadores 2019 donde no se le hará sencillo avanzar, pero donde dejará todo en la cancha como le manda la historia.

El equipo del “Memo” López enfrentará a dos campeones de su país y un vicecampeón, pero Peñarol es el actual bicampeón del fútbol uruguayo e intentará volver a lustrar la chapa copera para avanzar a octavos luego de siete ediciones sin lograrlo.

FLAMENGO

Un grande que pasa un buen momento.

Siempre es complicado enfrentar a un equipo de Brasil por todo lo que representa. Suelen tener planteles amplios y con buenos jugadores, teniendo en cuenta los salarios que se manejan en el fútbol norteño. Pero si a eso se le suma un buen momento, parece un cóctel difícil de superar.

Claro está que Peñarol ha demostrado a lo largo de su historia que no hay nada imposible, pero que tendrá una tarea dura ante Flamengo, la tendrá. Dirigido por Dorival Junior, el “Mengao” terminó como vicecampeón del Brasileirao por detrás del Palmeiras, por lo que sus credenciales lo ponen no solo como una de las potencias del grupo, también de la Copa Libertadores.

Fuerte de local, donde suele jugar en el mítico Maracaná, y complicado de visita ya que no es un equipo que salga a esperar al rival. Peñarol lo enfrentará en la tercera y en la última fecha del grupo.

EL PLANTEL. Si uno se rige exclusivamente por los jugadores que tiene hoy en sus filas el rubro-negro, se comprueba la clase de rival de la que se está hablando. Cuenta con un arquero muy interesante como Diego Alves, laterales que suelen ser de ida y vuelta como René o el peruano Miguel Trauco (que tiene chances de emigrar a San Lorenzo) y un volante como Wilson Arao, que mezcla calidad y garra. De mitad de cancha para adelante, los nombres sobran: Diego, Lucas Paquetá, Henrique Dourado o Berrio. Un equipo de temer.

liga de quito

Llega como campeón y con la altura a su favor.

Pese a que no cuenta con grandes equipos como los supo tener en su momento, cuando incluso fue campeón de la Copa, la Liga de Quito es un rival de temer y no solo por la altura.

Pablo Repetto es un técnico que conoce bien a Peñarol y tiene jugadores que mezclan experiencia, juventud y potencia para complicar al rival que tengan enfrente. No en vano, es el último campeón del fútbol ecuatoriano y los 2.850 metros de altura suelen ser un rival que se suma para los equipos que visitan la Casa Blanca.

En 2011, Peñarol fue con suplentes y terminó siendo goleado por 5-0, aunque llegó a la final.

EL PLANTEL. A la espera del mercado, Liga ha demostrado tener un plantel muy completo con el argentino Adrián Gabbarini en el arco, un patrón en el fondo como Hernán Pellerano y volantes rápidos, la principal característica. Anangonó y Angúlo en ataque, son complicados.

SAN JOSÉ

Busca dar el batacazo entre los grandes.

El fútbol sudamericano ha ganado paridad en los últimos tiempos. Clubes como los venezolanos, ecuatorianos y bolivianos ya no son goleados como sucedía antes y hoy en día compiten de igual a igual frente a todo rival al que se tengan cruzar dentro del campo de juego.

Además, San José de Oruro tiene un pequeño gran detalle a su favor: la altura. Así como le sucederá a Peñarol en Quito, visitar Oruro será volver a enfrentarse con la altura e incluso a una escala todavía mayor porque el cuadro boliviano juega a 3.700 metros por encima del nivel del mar.

A su vez, llega como campeón ya que se coronó en la segunda parte del torneo boliviano, lo que le terminó valiendo la clasificación a la Copa Libertadores e ingresar al grupo de Peñarol. Una prueba del poderío que tiene San José como local es que en casa perdió tres partidos en 23 e igualó uno solo.

EL PLANTEL. El principal poderío del conjunto dirigido por el boliviano Eduardo Villegas pasa por el ataque, con jugadores de experiencia e incluso de selección que formaron parte del proceso de Bolivia previo a Rusia 2018. Estos son los casos de Carlos Saucedo, delantero de 39 años, y de Rodrigo Ramallo, quienes anotaron 26 y 14 goles respectivamente en la última temporada. A ellos se suma el colombiano Jair Reinoso, que se despachó con 26 tantos y fue el goleador del equipo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)