PEÑAROL

El aurinegro ya está en Bolivia

El equipo se instaló en Santa Cruz de la Sierra; mañana a Cochabamba.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Concentrados. Nández, Dawson y Mier, entre otros, se muestran con mucha tranquilidad previo al partido contra Jorge Wilstermann de Bolivia.

Peñarol se instaló anoche en Santa Cruz de la Sierra a la espera del choque de mañana ante Jorge Wilstermann que abrirá el Grupo 5 de la Copa Libertadores de América.

En buen clima y con la ansiedad lógica por estrenarse de buena forma en este torneo, se llevó a cabo la travesía mirasol que incluyó una escala previa en Buenos Aires.

El equipo que dirige Leonardo Ramos subirá recién mañana a los 2.582 metros de altura que presenta la ciudad de Cochabamba.

Del equipo, no hay dudas. Gastón Guruceaga, Alex Silva, Iván Villalba, Ramón Arias, Lucas Hernández, Nahitan Nández, Guzmán Pereira, Cristian Rodríguez, Gastón Rodríguez, Junior Arias y Lucas Cavallini, saldrán desde el vamos en el Estadio Félix Capriles.

“El equipo llegará muy bien. Mañana comienza un camino nuevo para nosotros que lo vamos a disfrutar al máximo. Si bien no jugamos esta fecha, tuvimos una semana entera para preparar el debut y con la tranquilidad de saber que debemos plantear nuestro partido”, reflexionó el capitán Nahitan Nández.

A pesar de la altura, en la interna mantienen la idea de ir en busca de los tres puntos. Se entiende que, en principio, este es el equipo más débil de la zona y un triunfo podría ser determinante para picar en punta y empezar a cortarse del resto. Principalmente, teniendo en cuenta que luego Peñarol recibe a Atlético Tucumán y después se le presenta la instancia más difícil: doble fecha ante Palmeiras, el favorito del Grupo. Primero lo hará en San Pablo y luego en el Campeón del Siglo.

“Vamos a hacer lo que sea necesario para llegar muy lejos y tratar de ganar esta Libertadores. Las ganas y el compromiso de todos los jugadores están y sabemos que la gente está muy esperanzada”, señaló el “Cebolla” Rodríguez en la previa.

“Volver al club y jugar la Copa es algo muy lindo. Es algo que venía soñando hace tiempo. Hay mucha ilusión de parte de todo el plantel. Estamos tranquilos y trabajando para el partido con Wilstermann. Sabemos que de local se hace muy fuerte. Obviamente siempre lo ayuda la altura. Nosotros tenemos que pensar en nuestro juego, hacer las cosas bien y con eso los resultados vienen solos”, agregó el lacazino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)