SELECCIÓN

AUF TV puede ser una mina de oro

Pedro Bordaberry consideró que por las Eliminatorias en el mercado local podrían obtenerse US$ 35 millones.

Godín y Suárez celebran la clasificación de Uruguay a cuartos de final. Foto: Nicolás Pereyra.
Foto: Nicolás Pereyra.

En medio del intercambio ríspido que se dio en el Consejo de la AUF, antes de que los clubes aprobaran el reglamento de funcionamiento para poder realizar el llamado a elecciones, el presidente de la Comisión Normalizadora, Pedro Bordaberry, indicó a las instituciones que el único camino que tienen para recorrer en beneficio de su protección económica es el de negociar de la mejor forma el activo más valioso que hoy se tiene: los derechos de las Eliminatorias de Catar 2022.

En respuesta a un planteo que formulara el presidente de Juventud de Las Piedras, Yamandú Costa, Bordaberry, según narraron a Ovación participantes del Congreso, hizo un repaso de los números que actualmente se están manejando a nivel sudamericano para las futuras emisiones televisivas de las Eliminatorias. Y hasta dejó en claro las grandes diferencias que existen con lo que percibió Uruguay en el camino rumbo a Rusia 2018.

El propio dirigente, ante el requerimiento de Ovación, reveló que adoptó la iniciativa de realizar una consulta a nivel continental para “sentar las bases, que todos supieran cuál es la realidad y adelantar el trabajo”.

Como se sabe, en el pasado la AUF consiguió dividir la venta de los derechos en domésticos e internacionales. Esta acción fue la que posibilitó que se pasara de cobrar 2,5 millones (Eliminatorias de Sudáfrica 2010) a 15 millones fijos más dos adicionales por la estática (Eliminatorias de Brasil 2014).

Es un hecho que el mecanismo de comercialización se mantendrá de esta forma, pero lo que Bordaberry alertó a los clubes es que los montos deberían ser ostensiblemente superiores, porque las cifras actuales son más relevantes en todo el continente.

“Venezuela, que no tiene jugadores como Diego Godín, Luis Suárez, Edinson Cavani, Lucas Torreira, por ejemplo, ya logró comercializar sus derechos de TV internacionales en 22 millones de euros. Sí, de euros. Lo que da unos 25 millones de dólares. Y Ecuador, en tanto, comercializó sus derechos de internacionales en 22 millones de dólares”.

Bordaberry explicó que no profundizó sobre las situaciones de Brasil, Argentina y Colombia, cuyos mercados manejan cifras muy superiores a las del resto de Sudamérica, pero informó que “Bolivia ya negoció los derechos nacionales e internacionales en 12 millones de dólares, Paraguay hizo un llamado por los derechos internacionales con una base de 17 millones de dólares y Chile, si bien ha comercializado en forma conjunta ambos derechos, se había fijado como meta superar lo percibido en las anteriores Eliminatorias, donde obtuvo 86 millones de dólares”.

Estos números son los que le permiten a Bordaberry considerar que Uruguay debería situarse por encima de lo que reciben estos países, dado que el verdadero atractivo de la difusión de los partidos está en el valor del combinado y de las figuras que lo integran.

Consignó, también, que los futuros integrantes del Comité Ejecutivo de la AUF tendrán el desafío enorme de liderar a los clubes para dar un salto cuantitativo.

Esto hace, entre otras cosas, que insista en transitar por un camino diferente al actual, que permita potenciar los ingresos. “A todas luces los números de Uruguay aparecen como muy bajos. Por eso es que desde hace varios días venimos conversando con los dirigentes para que la AUF haga lo mismo que hizo Chile, que es crear su propia señal”.

CINCO VS. 35. Con AUF TV, lo que se haría es no vender los derechos de las Eliminatorias para el mercado local, porque “se incluirían en la propia señal. Esa señal sería tomada por los cableoperadores, lo que redundaría en un ingreso para la AUF de una suma superior a los 35 millones de dólares, al cabo del proceso de las Eliminatorias. Ese monto hasta podría aumentar sensiblemente con el streaming y otras formas de comercialización”.

Justamente, ese aspecto fue marcado por Bordaberry a Yamandú Costa en el Congreso de la AUF, cuando el dirigente remarcó que los clubes necesitan dinero. Palabras más, palabras menos, Bordaberry dijo: “Ahí está el dinero que le falta”.

Asimismo, opinó que “no deberían existir dudas acerca de la conveniencia de AUF TV. Son cinco millones contra 35 mínimo. Lo otro es ir por el camino tradicional, hacer un llamado y dado el tamaño y la concentración del mercado local es muy difícil generar competencia y, por ende, los resultados han sido malos hasta el momento”.

Bordaberry, que reconoció que ya ha habido conversaciones con los operadores de los cables, agregó: “La Federación de Chile creó su propia señal de cable y la acaba de arrendar por 2.200 millones de dólares. Esto significa que los clubes chilenos percibirán promedialmente por año unos 120 millones de dólares. Los clubes uruguayos hoy perciben 15 millones de dólares de la TV por los derechos locales. Para no pasar más las zozobras económicas que hoy estamos teniendo hay que generar más ingresos y empezar creando la AUF TV. Ese es otro paso para seguir por el camino que comenzó Sebastián Bauzá cuando logró que los derechos comerciales y de TV del seleccionado retornaran a la AUF. Esta es la fase dos de ello y el comienzo de una nueva era con ingresos acordes a lo que la historia, el prestigio y la calidad de los clubes y jugadores uruguayos se merecen”.

Para el presidente de la Comisión Normalizadora, el camino es claro. “Lo mejor es hacer lo que hizo Chile. Hizo estudios previos tanto de mercados como de oportunidades y en base a ello hizo el llamado. Creo que hay que seguir el mismo camino y que el proceso sea absolutamente transparente, auditado en cada etapa”.

La diferencia de mercado entre Chile y Uruguay, por cantidad de población y de abonados de cable, no es un impedimento que pueda frustrar el incremento de los ingresos. Bordaberry lo rebatió con sus argumentos. “Sin dudas que es comparable. Chile tiene mayor población, pero la misma tiene mucho menos interés en el fútbol que el uruguayo. Ahí tenés que ver la cantidad de abonados en fútbol: un millón y medio en Chile y 700.000 en Uruguay, por lo que de mínima nuestro producto vale la mitad. O sea, 60 millones de dólares en los derechos del fútbol local. Además, en el mercado internacional de las Eliminatorias, pregunto: ¿qué es más valioso Chile-Brasil con Arturo Vidal, Alexis Sánchez o Uruguay-Brasil con Suárez, Cavani, Godín y el maestro Tabárez en el banco?”.

“O se mejoran los ingresos o seguirán las dificultades económicas, mientras los demás países siguen sacándonos ventajas y nuestros jugadores emigran para triunfar en las principales ligas”, subrayó Bordaberry antes de terminar considerando que la independencia es posible: “Sólo hay que proponérselo”.

Venezuela va a recibir 25 millones.

La Federación Venezolana de Fútbol comercializó sus derechos de TV internacionales en 25 millones de dólares. Los derechos locales, por disposición del gobierno venezolano, son para la TV pública.

Ecuador 22 millones y Bolivia 12.

Ecuador comercializó sus derechos de TV de las Eliminatorias en 22 millones de dólares. Bolivia, en tanto, entre los derechos nacionales e internacionales recibirá 12 millones de dólares.

Chile supo recibir 86 millones.

Chile, que comercializó en forma conjunta ambos derechos, se había fijado como meta superar lo percibido en las anteriores Eliminatorias. Para Rusia 2018, se embolsó 86 millones de dólares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)